Resultados

El beneficio de Bank of America cae un 95% al provisionar 3.610 millones por las 'subprime'

'æpermil;ste es, fácilmente, el peor entorno desde que soy consejero delegado'. Con estas sombrías palabras trataba ayer Kenneth Lewis - primer ejecutivo de Bank of America desde hace siete años- de contextualizar los malos resultados obtenidos por la entidad. El beneficio del banco en el cuarto trimestre se ha desplomado: 268 millones de dólares, frente a los 5.260 millones de un año antes.

Esta caída del 95% se ha debido especialmente a los 5.230 millones de dólares (3.610 millones de euros) que Bank of America ha tenido que provisionar por la depreciación de activos relacionados con las hipotecas de alto riesgo (subprime, en inglés). Los ingresos de la firma de octubre a diciembre cayeron un 31%, hasta 12.700 millones de dólares.

A pesar de los problemas del mercado inmobiliario estadounidense, la firma dirigida por Lewis sigue apostando por él. A comienzos de enero acordó la compra de Countrywide Financial, la mayor sociedad hipotecaria del país por 4.000 millones de dólares en acciones.

Muy diferente es la escasa confianza hacia el área de banca de inversión, en la que la entidad ha registrado pérdidas de 2.760 millones de dólares en el cuarto trimestre, por lo que decidió recortar personal y poner en venta algunos activos. Hace un año esta unidad ganaba 1.400 millones.

En el conjunto de 2007, el beneficio de Bank of America cayó un 29%, hasta algo más de 15.000 millones.

Wachovia sigue al sector

Los resultados de Bank of America, primer banco de Estados Unidos por capitalización, parecen haber marcado la senda de los de Wachovia, que ocupa la cuarta posición.

En la misma línea que sus hermanos mayores, Wachovia anunció ayer que el beneficio neto en los tres últimos meses de 2007 cayeron un 98%, hasta 52 millones de dólares, frente a los 2.300 millones de 2006. De nuevo la dotación de provisiones por la mala evolución de los activos hipotecarios está detrás de los malos resultados.

La sombra de los créditos subprime es alargada, y ha llegado a afectar a Bank of China, tercera entidad del país asiático. Sus títulos cayeron un 9% ayer después de que un diario local publicara que tenía una fuerte exposición a estos activos.