Mercados

El fantasma de la recesión azota al Ibex, que cae un 10% en el año

Las bolsas europeas dicen adiós a la tercera semana del año con pérdidas de entre el 4% y el 5%. La semana que viene los inversores estarán pendientes de la publicación de resultados empresariales. BBVA y Popular serán algunos de los que darán a conocer sus cuentas.

Parecía que la luz al final de túnel de las pérdidas se iba a empezar a ver hoy. Sin embargo, la última hora de la jornada ha sido definitiva para que las bolsas volvieran al terreno de las pérdidas y echara por tierra las esperanzas de los inversores de cerrar una sesión en positivo. Hubiera sido la primera de las últimas ocho. Al final todo se ha quedado en un intento y las ganancias del selectivo, que han llegado a superar el 1% en algunos momentos de la sesión, se han transformado en pérdidas del 0,87%. El lunes, el índice selectivo partirá de los 13.655,3 puntos.

¢Hoy era viernes de vencimiento de futuros lo qua ha aumentado la volatilidad, de por sí elevada de las últimas semanas¢ ha explicado un operador de mercado. Además, los inversores se han empezado a poner nerviosos minutos antes de que el presidente de EE UU, George Bush, anunciara su paquete de medidas para hacer frente a la crisis económica. El Ibex no ha sido el único índice europeo que ha dicho adiós a la tercera semana de enero en negativo aunque sí uno de los más abultados.

Los expertos de Banco Urquijo explican que las referencias económicas estadounidenses han ocupado un papel clave en los recortes bursátiles esta semana. El retroceso de las ventas minoristas en diciembre, el estancamiento de la producción industrial, el desplome de las viviendas iniciadas y de las licencias concedidas y un índice de actividad de la Fed de Filadelfia, que en enero se sitúa en mínimos desde enero de 2001, han sido suficientes para que las bolsas no levantaran cabeza en toda la semana.

Por si fuera poco, ayer Bernanke certificó la difícil situación reiterando que los riesgos económicos han aumentado y apoyando un plan de estímulo fiscal. Junto a estos datos, los grandes bancos de EEUU (Citigroup, Merril Lynch y JP Morgan, sobre todo los dos primeros) han dado cifras de cuanto les está costando la crisis §subprime§.

Intel también ha mostrado resultados por debajo de lo esperado, si bien IBM lo ha compensado con perspectivas sorprendentemente positivas.

Sin embargo, los analistas de Urquijo explican que parte de las esperanzas de los mercados bursátiles descansan en el plan de estímulo fiscal de 150.000 millones de dólares anunciado por Bush. "Sin duda, servirá para atemperar la crisis económica, pero cabe la duda de si llegará a tiempo de evitar una recesión que podría estar en marcha", aseguran.

El lastre de los grandes

Los 'pesos pesados' del selectivo han sido el principal lastre del selectivo español y han protagonizado una semana caracterizada por el signo negativo. El más grande de los gigantes, Telefónica, que ha comprado un 2,22% de China Netcom, ha sido el menos perjudicado con un descenso del 3,58%, mientras que Iberdrola ha cedido un 6,32% y Repsol lo ha hecho en un 9,76%, el peor del Ibex en la semana. Los dos grandes bancos, Santander y BBVA, han restado un 9,26% y un 7,4% respectivamente.

Las mayores ganancias del índice esta semana han sido para Inmobiliaria Colonial, que ha acumulado una revalorización del 18,11% tras recibir una recomendación de compra de Banesto Bolsa. Grifols, con un repunte del 5,4%, y Abengoa, que ha sumado un 4,3%, también se han colocado entre los valores en positivo. En el otro lado de la balanza se han situado valores como Banco Popular, que ha cedido un 9,11%, y Acciona, que lo ha hecho en un 8,42%.

Fuera de las fronteras del Ibex, en el mercado continuo, junto a Colonial, Renta Corporación ha liderado los valores en positivo con un ascenso del 12,6%, después de comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que retrasaba en dos años el cumplimiento de su Plan Estratégico por la ralentización del ciclo en el mercado inmobiliario nacional. Por su parte, Astroc ha vuelto a encabezar las pérdidas con un descenso del 22%.