Grandes compañías

El Ibex, cada vez más esclavo de cinco valores

En una Bolsa formada por un total de 35 importantes compañías, tan sólo cinco de ellas, Telefónica, Santander, BBVA, Iberdrola y Repsol, consiguen que el índice se mueva a su antojo y el comportamiento del resto de los valores pase a un modesto segundo plano.

Lucha de gigantes. Así podríamos denominar al rasgo más característico de la Bolsa española. Y es que, si bien es verdad que el Ibex está compuesto de un total de 35 valores, no lo es menos que cinco de sus compañías representan más de la mitad del índice. Pero esta característica tan peculiar se incrementa con el paso del tiempo. De esta forma, en 2002 el peso de los grandes valores del selectivo español era del 59,5%, mientras que en 2004 ascendía a 61,5% para situarse en un 64% en el presente. No hace falta un oráculo para adivinar futuros comportamientos del selectivo.

Telefónica, Santander, BBVA, Iberdrola y Repsol son actualmente los grandes titanes. De esta forma, la operadora y la entidad presidida por Botín se alzan como los eternos rivales a la conquista del primer puesto en el selectivo. Sin embargo, desde el año 2002 Telefónica ha liderado el ranking con una ponderación en torno al 20%, a excepción de finales de 2006, en el que la §teleco§ pesaba un 15% en el segundo lugar frente a un Santander que se proclamaba líder con una ponderación del 17%.

REPSOL 13,92 -0,85%
TELEFÓNICA 6,32 2,72%
IBERDROLA 9,45 0,49%
BBVA 4,76 -0,88%
SANTANDER 3,63 -1,18%

Pero esto no sucede en el caso del tercer puesto, que siempre ha estado ocupado por BBVA. Así, hace cinco años, el segundo banco español pesaba un 13,55% hasta alcanzar una ponderación del 16,86% en 2004 y situarse ahora en el 11,79%.

En el caso del cuarto puesto, la situación es un poco más volátil. Y a pesar de que Repsol tomara asiento hasta el año 2005 con un peso del 7,56%, Endesa consiguió desbancar a la petrolera en 2006. Sin embargo, la eterna opada perdió su privilegiado lugar e Iberdrola se ha convertido en el cuarto 'peso pesado' del selectivo, con una ponderación del 9,91% tras su integración con Scottish Power.

Nicolás López, director de análisis de MG Valores, considera que esta dependencia del índice presenta una consecuencia añadida, ya que si hay un comportamiento divergente entre cómo funcionan estos valores y el resto de las empresas del Ibex, el índice no sería indicativo de cómo se mueve la compañía media cotizada. Por su parte, Alejandro Babío, de Fineco, corrobora este aspecto señalando que "no se debería tomar el Ibex como una referencia válida para nuestras inversiones, porque no está bien diversificado".

De esta manera, la Bolsa española presenta una característica que, según los expertos, no tiene fácil solución. Nicolás López explica que "es muy difícil que esta situación de liderazgo de los grandes valores cambie porque para una compañía pequeña llegar a ser un gigante como Telefónica [que pesa lo mismo que otras 23 empresas juntas] es prácticamente imposible".

Nokia, un titán gobernando Finlandia

La situación de la Bolsa española se ve multiplicada en el caso de la finlandesa, en la que el fabricante de móviles Nokia supone un impactante 41% del índice. Por su parte, la energética Fortum consigue un discreto segundo puesto con un peso del 10,49%.

Sin embargo, esta deslumbrante situación de los índices español y finlandés no es habitual en el resto de las bolsas. En el Dax alemán la compañía que más pondera en el índice es E.On, que supone un 11,16%, mientras que en el Dow Jones ninguno de los valores representa más del 10%.

En el caso del Cac parisino, la petrolera Total se alza en el primer puesto con un peso del 12,71% y en el mercado londinense tan sólo Vodafone consigue el liderazgo con una modesta ponderación del 6,39%.