Finanzas

Las cajas eligen Europa del Este y China para crecer en el exterior

La presencia internacional de las cajas de ahorros ha crecido hasta llegar al centenar de oficinas fuera de España en 2007. De la mano de sus clientes empresariales, llegan ahora a Europa del Este y China.

Polonia, Rumanía, República Checa o China, mercados que hace años podrían considerarse algo exóticos para las cajas de ahorros españolas han pasado a ser una prioridad. Entidades como La Caixa han aprovechado este año el rastro de sus clientes para abrir sus primeras oficinas operativas en Varsovia y Bucarest.

La estrategia pasa por 'captar negocio' primero, para luego realizar inversiones de mayor envergadura. A través de Criteria, la entidad prevé 'adquirir participaciones significativas en bancos de Europa del Este, China, EE UU y países del Mediterráneo'. Así, lo hizo en Portugal, con el 25% del BPI, y en Asia, al comprar el 4,15% del Bank of East Asia.

Caja Navarra comparte el interés por algunas de estas regiones. Ha creado cuatro filiales: Vial Este Polska, en Varsovia; Vial Este Rumanía, en Bucarest; Vial Este Czech, en República Checa; y Vial América, con sede en Nueva Jersey. Javier Larrañaga, director de negocio internacional de la caja pamplonica, añade que además se han alcanzado 'acuerdos financieros' con Nordea Polska, el primer grupo bancario de Escandinavia, y Wachovia Bank, el cuarto mayor de EE UU, y firmado una opción de compra por el 100% del banco húngaro HBW Express, del que posee el 30%.

Son sólo algunos ejemplos que demuestran el alto interés de estas entidades por salir fuera de España, una vez que han completado su expansión por todo el territorio nacional. Durante este ejercicio, las cajas han abierto 18 nuevas oficinas en el extranjero, con lo que la cifra se eleva ya a un centenar. Caja Duero ha sido la más activa, con 17 sucursales en el exterior, todas ellas ubicadas en Portugal y plenamente operativas. La mayoría, 11 del total, se han inaugurado en los últimos dos años.

Portugal se consolida, por tanto, como el primer mercado de expansión, donde también están muy presentes las cajas gallegas -CaixaGalicia cuenta con siete oficinas y Caixanova, tres-. La implicación en el país luso va más allá del negocio financiero, como lo demuestra el hecho de que Caja Duero haya abierto un Centro Empresarial en Lisboa y Caixanova posea una delegación de la Escuela de Negocio en Oporto.

En Europa, la actividad financiera empieza a reorientarse. 'Antes se centraba fundamentalmente en las remesas de emigrantes y pensiones de éstos, pero ahora se dirige más a la financiación de la segunda vivienda en España de ciudadanos extranjeros y el servicio a empresas', comentan desde Caixanova. En Asia, las cajas más presentes son Bancaja y CAM, aunque Caixa Galicia abrirá en China el año que viene.

En el mercado latinoamericano destaca la presencia de las cajas gallegas, CAM y Cajastur, ésta última con oficinas en Santo Domingo, México y Buenos Aires, sus únicas fuera de España.

Caja Madrid opta por asociarse

La presencia internacional a través de oficinas de Caja Madrid resulta casi testimonial con sólo tres aperturas (Miami, Lisboa y Dublín). Miguel Blesa, presidente de la entidad, ha preferido salir fuera de las fronteras con otras fórmulas. En Europa del Este ha constituido una sociedad con el fondo de capital riesgo GED Capital Development para invertir en el mercado inmobiliario. En China, está presente a través de la sociedad de asesoramiento y consultoría Beimad Investment Services, 100% de Caja Madrid, y en Marruecos, con el 3,42% de Attijariwafabank. En Latinoamérica, posee el 40% de la firma mexicana Hipotecaria Su Casita y cuenta con un 60% de Corporación Financiera Habana. Además, participa con el 18,52% en la Corporación Interamericana para Financiamiento de Infraestructuras.