Crisis 'subprime'

Northern Rock se decanta por la oferta de compra del consorcio liderado por Virgin

La oferta de la compañía del magnate Richard Branson, incluye el pago inmediato de 11.000 millones de libras (15.300 millones de euros) de los 25.000 millones de libras (34.800 millones de euros) que Northern Rock debe al Banco de Inglaterra desde que éste le concedió en septiembre un crédito de emergencia.

Virgin, que dispone de créditos de Citigroup y Royal Bank of Scotland para el primer pago al banco emisor, abonaría los 14.000 millones de libras (19.500 millones de euros) restantes en los próximos tres años, según la BBC.

Tras un inicio volátil de las acciones del Northern Rock en la Bolsa de Londres, la entidad ha repuntado un 28,1% en la sesión de hoy gracias a la buena acogida que ha tenido la oferta que lidera el reputado grupo Virgin.

El consorcio, cuya propuesta cuenta con el beneplácito del Gobierno, propone inyectar en la entidad 1.300 millones de libras (1.800 millones de euros) en efectivo y su negocio Virgin Money, valorado en 250 millones de libras (350 millones de euros).

Los oferentes se encargarían de la mitad de la inyección de efectivo y lo restante se obtendría por medio de una emisión de acciones para los accionistas actuales a un precio de 0,25 libras por título.

Si esa emisión se completa, Virgin acabaría siendo propietario del 55 por ciento del capital de la empresa resultante, que cambiaría de nombre para llamarse Virgin Money, una marca que ya existe y que comercializa tarjetas de crédito (1,9 millones de clientes) y seguros.

El consorcio que lidera Branson no vendería ningún activo y tiene como objetivo conseguir una calificación crediticia mínima de ¢A¢, lo que significaría alcanzar una capacidad fuerte para hacer frente a sus compromisos financieros.

Virgin, que mantendría el banco en la Bolsa de Londres, ha asegurado que no entra en sus planes hacer ningún recorte de empleo importante de los casi 6.000 trabajadores con que cuenta Northern Rock.

La oferta propone un nuevo equipo directivo, con el ex presidente y consejero delegado de Lloyds TSB, Brian Pitman, como presidente de la entidad resultante y la actual consejera delegada de Virgin Money, Jayne-Anne Gadhia, con ese mismo puesto en la nueva entidad. El ex presidente del Royal Bank of Scotland, George Mathewson, sería nombrado asesor principal de la nueva Virgin Money.