Energía

La bajada de las reservas dispara los precios del petróleo

Las existencias de crudo en EEUU registraron la semana pasada un recorte de 1,1 millones de barriles. A pesar de lo previsible, el barril de crudo de referencia en Estados Unidos cerró la sesión en 97,29 dólares, evitando así rompan la cota de los 100 dólares.

Algunos analistas habían anticipado un incremento cercano al millón de barriles en las reservas de petróleo, previsión muy distinta a lo ocurrido en la semana que acabó el 16 de noviembre, cuando cayeron en 1,1 millones de barriles, hasta los 313,6 millones.

El barril de petróleo de Texas mantuvo su tendencia al alza durante la sesión, aunque al cierre recortó casi un 1% hasta cerrar en los 97,29 dólares, alejándose de los 100 dólares. Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas para entrega en enero sumaban así hoy 35 centavos al precio récord de cierre del martes y se negociaba a 98,38 dólares el barril. El martes alcanzó un máximo histórico de cierre de 98,03 dólares.

Por su parte, el barril de Brent, de referencia en Europa, hoy marcó nuevos máximos a 96,53 dólares.

El mercado del petróleo vivió el pasado fin de semana expectante la tercera cumbre de la OPEP reunida en Riad. El documento final del foro de exportadores asegura el suministro de crudo en cantidad suficiente al mercado pero no eleva la producción, aumento que se estudiará en Abu Dhabi el próximo 5 de diciembre. Durante los discursos institucionales, Chávez amenazó con hipotéticas subidas hasta 200 dólares si "EEUU invadía Irán o volvía a agredir a Venezuela", según fuentes consultadas.

El barril en Asia se acerca a los 100 dólares

Al inicio de la sesión en los parqués de Asia, el precio del crudo fino para entrega en enero llegó a situarse en la cifra récord de 99,29 dólares coincidiendo con el cierre de la Bolsa de Nueva York, aunque poco después descendió hasta los 98,29 dólares.

Los analistas agregaron que a las cifras récord de esta semana también contribuyeron los rumores de que algunos miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, como Irán o Venezuela, se plantean cambiar la divisa de referencia del dólar, en su caso por motivos políticos pero sin olvidar la actual debilidad de la moneda norteamericana.