Valores

Grifols cae un 6,6% tras una rebaja de recomendación de JPMorgan

Un informe de JPMorgan desató ayer la venta de títulos de Grifols, que cerró con un retroceso bursátil del 6,61%. El banco de inversión ha rebajado las previsiones de ingresos para 2007 y 2008 de la farmacéutica, y mantiene una recomendación neutral.

Hemos rebajado a Grifols de una recomendación de sobreponderar a una neutral debido a las menores previsiones de ingresos a corto plazo', sostienen los analistas de JPMorgan en un informe. Con esta nota el banco de inversión sacudió ayer la cotización del fabricante catalán de hemoderivados, cuyos títulos sufrieron un retroceso del 6,61%, hasta 16,25 euros, y rubricaron el peor comportamiento de la Bolsa española en la sesión.

JPMorgan no es especialmente pesimista con Grifols; más bien al contrario, opina que a largo plazo el crecimiento de beneficio permanece intacto. Pero considera que en este caso los tiempos son importantes, y teme un menor crecimiento en los próximos trimestres de las ventas en el área de biociencias.

En concreto, los analistas han rebajado las estimaciones de crecimiento de los ingresos de la compañía del 17% al 12% en 2007 y del 18% al 13% en 2008. Desde el punto de vista de JPMorgan, son tres los factores que motivan este cambio en las previsiones. En primer lugar, los analistas destacan el crecimiento plano en las ventas de inmunoglobulina intravenosa (IVIG) en Estados Unidos, que económicamente es el producto más importante de las cuentas del grupo. Esta evolución obedece, a juicio de los expertos, a que las ventas ya no están siendo limitadas por la capacidad de producción, como hasta ahora, lo que ha mantenido los precios al alza, sino por la demanda.

En segundo lugar, JPMorgan prevé dos trimestres algo menos fuertes en resultados, el último de 2007 y el primero de 2008, debido, entre otras razones, a que Grifols quiere elevar el peso de su negocio en países no dependientes del dólar, a raíz de la debilidad de la divisa estadounidense y de la subida de precios en Europa. Pero JPMorgan no espera que este cambio se note en las cuentas del grupo antes de mediados del año que viene.

En tercer lugar, el banco de inversión considera que existen riesgos de exceso de oferta, con el consiguiente efecto de caída de precios y reducción de márgenes, debido al plan de inversiones de 400 millones de euros anunciado por la compañía. JPMorgan, no obstante, reconoce que estas inversiones son una clara apuesta de los directivos de la compañía por la estabilidad de la industria a largo plazo.

JPMorgan, aunque rebaja la recomendación para Grifols, ha elevado el precio objetivo de 16,55 a 17,64 euros, lo que equivale a un 6,2% con respecto al cierre de ayer. E insiste en que, a pesar de la desaceleración a corto plazo, a largo las perspectivas de crecimiento permanecen intactas.

Evolución. El valor acumula una subida del 107% en el último año

Las acciones de Grifols han experimentado una trayectoria en Bolsa meteórica, que han llevado al valor a ganar un 107,5% en los últimos 12 meses.

Sólo en lo que va de 2006 la acción ha subido un 60,89%. El pasado 1 de noviembre alcanzó máximo histórico en 18,29 euros.

La compañía catalana colocó las acciones en Bolsa en mayo de 2006 a un precio de salida de 4,4 euros. Desde ese nivel se han revalorizado un 269,3%.

Muchas casas de análisis valoran positivamente la gestión de la compañía y los resultados que arroja. Pero observan que el precio puede estar recogiendo ya las buenas perspectivas.