Aerolínea

Goldman hace piruetas con Vueling

La firma de análisis ha dado la vuelta a su recomendación sobre la aerolínea que colocó a 30 euros en diciembre de 2006 y ha elevado el objetivo hasta los 13 euros desde los 2,5 euros anteriores. Así, Goldman justifica ahora en un informe su cambio de postura, señalando que la compañía tiene más valor por sus posibles movimientos corporativos, pero que mantendrá su volatilidad.

La aerolínea no encuentra su soporte. Después de anunciar su último §profit-warning§, Goldman Sachs acusó sus posibles problemas de flujo de caja y bajó su precio objetivo hasta los 2,5 euros por acción, frente a los 12 euros anteriores. Sin embargo, en tan sólo tres semanas la casa de valores norteamericana parece haber cambiado de opinión, y le ha dado la vuelta a la tortilla de Vueling elevando el objetivo hasta los 13 euros.

De esta manera, Goldman explica en un informe que los posibles movimientos corporativos dan más valor a Vueling, a pesar de que no ofrezca demasiado valor intrínseco, y considera que la compañía mantendrá su volatilidad. ¢Este informe sorprende un poco después de la situación en la que se encuentra la aerolínea¢, señala Iván San Félix, analista de Renta 4.

Así, la senda bursátil de la aerolínea de bajo coste continúa despistando a muchos analistas. Y es que, después de desplomarse hasta tocar un mínimo de 7,57 euros el pasado 3 de octubre al publicarse el negativo informe de Goldman, Vueling se revalorizó un 150,99%, hasta alcanzar la cota de los 19 euros por acción, al conocerse que la familia Lara había alcanzado el 26,87% de la compañía. De esta forma, sus negativos resultados presentados el pasado 18 de octubre consiguieron que rozara los 16 euros y la subida de su precio objetivo por parte de Goldman Sachs ha llevado a su cotización en la jornada bursátil de hoy hasta los 16,83 euros, con una modesta subida del 1,63% respecto a la sesión anterior.

¢Los inversores están esperando un cambio en el consejo de la compañía y se muestran optimistas, pero es un valor que nos da miedo a pesar de comportarse mejor de lo esperado¢, asegura San Félix. Su volatilidad, unos resultados por debajo de los correspondientes al año anterior y su pertenencia a un sector con un futuro de cambios debido a un exceso de oferta, hacen de Vueling un valor incierto, en el que la especulación y los movimientos bursátiles están a la orden del día.