Mercados

Telefónica dispara la Bolsa hasta los 15.100

Telefónica impuso ayer su ley alcista en el Ibex 35, que finalizó en máximos de casi tres meses tras anotarse un 1,59%, hasta 15.100 puntos. La nota negativa corrió a cargo de Wall Street, donde sus índices sufrieron importantes caídas tras tocar el Dow Jones y el S&P 500 máximos históricos a lo largo de la sesión.

Se acabó la crisis? ¿Ya no hay problemas crediticios de ningún tipo ni tampoco peligro de recesión en Estados Unidos? La respuesta de los analistas es prudente. 'Todavía es pronto para tener un escenario meridianamente claro, por lo que no creo que sea momento de echar las campanas al vuelo', advierte Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities. Ángel Fresnillo, de Popular Gestión, es del mismo parecer y señala que 'se necesitan más datos macro para saber exactamente dónde estamos'.

Sin embargo, las Bolsas europeas pasaron ayer de los argumentos negativos al calor de las órdenes de compra que llegaban con fluidez al parqué, especialmente a los blue chips. Telefónica, que escaló un 6,99%, fue la responsable de poner en el disparadero al resto del sector en Europa y el gran sustento del índice de referencia de la Bolsa española, que marcó niveles que no veía desde mediados de julio y se quedó a un 2,66% de su máximo histórico.

'De hecho, la teleco aportó nada menos que el 79,1% de los 236,2 puntos que avanzó el índice, mientras que el resto del mercado registró un comportamiento más bien modesto', puntualiza Jesús de Blas, analista de Crédit Agricole Mercagentes. El caso es que BBVA fue el segundo valor que más contribuyó a la subida, con una magra revalorización del 0,87%. Caso aparte volvió a ser Vueling, que se disparó un 25,99%, de tal forma que acumula una fulgurante recuperación del 139% en las últimas cinco sesiones. Entre los pequeños, los avances más importantes correspondieron a Dinamia, Paternina y Natraceutical, con subidas en todos los casos superiores al 4%. El volumen negociado en el conjunto del parqué ascendió a 8.004,6 millones de euros, un 11% menos que la media del mes de octubre.

La operadora fue la responsable del 79% de la subida del selectivo español

TELEFÓNICA 4,76 -0,46%

En la misma línea de lo ocurrido en el mercado español, las telecos capitanearon las alzas en el resto del Viejo Continente. France Télécom (4,24%) fue la valedora del Cac francés, que sumó un 0,42%, y Vodafone (4,97%) hizo la misma labor en el Footse británico, que avanzó un 1,38%. La más rezagada fue Deutsche Telekom (0,95%), si bien el Dax alemán logró apuntarse un 0,59% hasta 8.033,9 puntos, a un escueto 0,89% de su máximo histórico. Entre tanto, el miedo tomó el control de Wall Street en las dos últimas horas de la negociación, después de que el Dow y el S&P 500 alcanzaran respectivos máximos en los 14.198,1 y los 1.576,09 puntos. En cualquier caso, fue el Nasdaq quien tocó a retirada, con la excusa de que JPMorgan había recortado las estimaciones de ventas para el buscador chino Baidu, que se hundió un 10%. Así, Google y Yahoo! sufrieron respectivas caídas del 0,54% y del 2,5%. También el hecho de que el petróleo cerrara con un alza del 2,19%, hasta los 83,08 dólares por barril West Texas, enturbió el panorama y los buenos datos de empleo semanal y de déficit comercial en agosto pasaron desapercibidos. Al final, se impusieron las ventas con gran busquedad y el Dow, con una diferencia de 247 puntos entre el máximo y el mínimo, se dejó un 0,45%, mientras que el S&P 500 perdió un 0,52% y el Nasdaq, un 1,4%.

Comienza la temporada de resultados en EE UU

La temporada de resultados acaba de dar el pistoletazo de salida esta semana en Wall Street. Un acontecimiento que servirá para poner a prueba la solidez de los mercados estadounidenses, actualmente en zona de máximos. Las expectativas son bajas y se prevé el menor ritmo de crecimiento en años.

A principios de semana las estimaciones del consenso hablaban de un crecimiento de beneficios para las empresas del S&P 500 del 3,2%. Una cifra que a mitad de semana ya estaba en el 2,5% tras conocerse las cuentas de las empresas más madrugadoras.

Pesos pesados como Alcoa y Monsanto no alcanzaron las expectativas del consenso, mientras que otros grandes nombres como International Paper, Chevron o Valero Energy ya han avisado que ganarán menos de lo esperando cuando llegue su turno.

En cualquier caso, no todo son malas noticias y Costco sí logró sorprender favorablemente con sus resultados el pasado miércoles. Anunció un incremento de ventas del 5%. Los inversores también recibieron una bocanada de aire fresco ayer con las cuentas mejor de lo esperadas de Pepsico y la revisión al alza de las estimaciones de beneficios de la distribuidora Wal Mart.

La llegada de 2007 ha supuesto el fin de la era de crecimientos de beneficios de dos dígitos. En el primer trimestre las empresas del S&P 500 ganaron el 8,6% y en el segundo, un 8,7%, cifras que superaron ampliamente las expectativas, algo que ha ocurrido de manera sistemática en los últimos tres años. Por tanto si se repitiera este escenario no sorprendería en exceso. Otros temen, sin embargo, que se espere demasiado de las empresas esta vez. El tiempo dirá.