Las cuentas públicas de 2008

El saldo financiero con la Unión Europea desciende de nuevo hasta 3.327 millones

A medida que España se coloca en los vagones de primera de la Unión Europea, la brecha entre los fondos comunitarios que recibe y el dinero que aporta, se reduce. Si este año, la economía española captó un total de 15.588 millones de euros de sus socios comunitarios, las previsiones para el año que viene dejan la cifra casi inalterable, con un crecimiento de tan sólo un 1% hasta los 15.750 milllones.

Mientras estos ingresos se congelan, las aportaciones que realizará el Estado español a la UE durante 2008 crecerán considerablemente hasta los 12.423 millones de euros, lo que supone un aumento del 6,60% con respecto a la previsión de 2007. De esta cantidad, 12.208 millones corresponden a la aportación al Presupuesto General de las Comunidades Europeas y otros 215 millones a los Fondos Europeos del Desarrollo (FED), que se incrementan un 19,44%.

Con todo ello, el saldo financiero español con la Unión Europea resulta un año más positivo, pero en clara tendencia al equilibrio. La estimación, según los Presupuestos Generales del Estado, es que se sitúe en 2008 en 3.327 millones de euros, lo que supondrá unos 606 millones de euros menos de lo presupuestado para este ejercicio.

Dentro de los recursos a aportar a la UE, el Gobierno dotará este año por primera vez un millón de euros destinado a financiar las previsibles aportaciones que España tendrá que realizar por multas coercitivas por incumpliento del Tratado.