Finanzas

El Gobierno libio se queda con la totalidad de Aresbank

El Gobierno libio se ha hecho con casi todo Aresbank. Lybian Foreign Bank acaba de adquirir el 23,16% del Banco Árabe Español controlado por Kuwait Investment Company y pasa a tener así el 99,79% de los títulos. El Crédit Populaire d'Algérie permanece en el accionariado, pero su participación se diluye hasta el 0,21%, al no acudir a una ampliación de capital de 100 millones de euros recién aprobada y suscrita por completo por los socios libios.

Aresbank, el Banco Árabe Español, tiene la intención de volver a echar a andar. Tras las vicisitudes experimentadas en los últimos años, la entidad parece enderezar su rumbo y dedicarse a su objetivo fundacional: promover las inversiones y los intercambios comerciales entre España y el mundo árabe.

El pasado 7 de septiembre, Lybian Foreign Bank (LFB), entidad participada por completo por el Banco Central de Libia, culminó la compra de los títulos de Aresbank en manos de Kuwait Investment Company (KIC). Esta firma del Golfo Pérsico mantenía en su poder un 23,16% del capital de la sociedad radicada en España.

Fuentes próximas a la operación señalan que 'el importe pagado por cada acción a los socios kuwaitíes es el mismo que se entregó a los accionistas españoles de Aresbank el año pasado. Se ha tomado como referencia el informe elaborado en noviembre de 2006 y el desfase por el tiempo transcurrido desde entonces se ha compensado con unos intereses pactados'.

A finales de 2006, BBVA, Banco Sabadell, Santander y la SEPI cobraron 8,64 millones por su 34,6% en Aresbank. De acuerdo con estas estimaciones, KIC podría haber recibido algo más de 5,78 millones de euros por su paquete.

La salida de los accionistas españoles se produjo después de que el Banco de España diese su aprobación a un plan de saneamiento para Aresbank.

El Banco Árabe Español acaba también de aprobar una ampliación de 100 millones de euros, de forma que pasa a contar con un capital social de 200 millones. Las nuevas acciones han sido suscritas en su totalidad por LFB. La ampliación ha provocado que la participación del Crédit Populaire d'Algérie, otro de los socios árabes presente en Aresbank, se haya diluido del 0,42% al 0,21%.

Con estos recursos, el banco espera atender las necesidades de los países del norte de África y el Golfo Pérsico. Sobre todo en proyectos de infraestructuras. Asimismo, procurará fomentar las exportaciones españolas a estos mercados.

Dos puestos menos en el consejo de administración

Aresbank ha reducido el tamaño de su consejo tras la salida del capital de KIC. Esta firma contaba con dos representantes, de forma que el máximo órgano de gobierno de la entidad madrileña reduce de 12 a 10 su número de miembros.

Al frente del Banco Árabe Español se encuentra Juan Carlos Montañola, sustituto de Luis Vañó -hasta entonces decano de la banca española- en la presidencia. El consejero delegado del Banco Árabe Español es Ahmed Aburkhis.

Lybian Foreign Bank cuenta con cuatro consejeros, que renovó el pasado julio. Además, Aresbank mantiene por recomendación del Banco de España tres miembros independientes (Julio Álvarez, Amado Subh y Carlos Kinder).

En verano, la entidad creó el cargo de vicepresidente. Este puesto ha recaído en Najib el-Jamal, presidente y director general de Lybian Foreign Bank.