Revista de prensa

El fantasma de la recesión

Habrá sido suficiente una estadística decepcionante del empleo estadounidense para hacer renacer el fantasma de la recesión. Desde el anuncio (...) de la primera contracción del mercado del empleo al otro lado del Atlántico en cuatro años, la palabra estaba en boca de todos. Incluidos los miembros eminentes del Gobierno americano (...).

A juzgar por la salva de reacciones oficiales intentando amortiguar los efectos del calamitoso indicador, se adivina que la inquietud en cuanto a la contaminación de la economía real por los efectos de la crisis financiera de este verano ha subido un grado (...).

Todo el mundo habrá comprendido sin duda que los responsables de la Administración estadounidense se esperan, en las semanas y meses futuros, otras malas noticias (...). En el frente del empleo los nubarrones se amontonan: los anuncios de supresiones conocen una progresión fulgurante (...) mientras que las contrataciones en el sector privado se han ralentizado fuertemente. Y, a corto plazo, se corre el riesgo de que los préstamos inmobiliarios hagan nuevas víctimas. (...) ¿Las medidas actualmente en estudio para socorrer a los prestatarios (...) bastarán para devolver la calma y la confianza? El mundo entero cruza los dedos.