Vivienda

Chacón aplaude la iniciativa del Gobierno andaluz y anima a seguir el ejemplo

La ministra de Vivienda, Carme Chacón, ha querido mostrar hoy su "satisfacción" por el anteproyecto de Ley del Derecho a la Vivienda que presentó ayer la Junta de Andalucía, y que garantiza el acceso a un piso a todos los que ganen menos de 3.000 euros al mes.

En rueda de prensa, tras reunirse con el secretario general de UGT, Cándido Méndez, Chacón afirmó estar "convencida de que entre todos, más pronto que tarde, vamos a ser capaces de que la vivienda deje de ser un problema de muchos para ser un derecho real".

"Si todas las administraciones públicas, al margen de opciones partidistas y colores políticos nos ponemos como prioridad que el acceso a la vivienda deje de ser un problema, será una realidad, en la que nos hemos empeñado", señaló. Por ello, "son bienvenidas iniciativas como las de la Junta de Andalucía", agregó.

La ministra comentó que conocía el proyecto, pues la consejera de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, Concepción Gutiérrez, se lo explicó en la reunión que mantuvieron la semana pasada, y apuntó que "he tenido que esperar para trasladar mi satisfacción".

Al ser preguntada sobre el hecho de que el paquete de medidas que prepara el Ministerio en materia de alquiler está vinculado sólo a gente joven, mientras que la ley andaluza vincula las ayudas a los ingresos, Chacón aseguró que "entre los muchos retos de este Ministerio hay uno prioritario: los jóvenes".

Solbes discrepa

Por su parte, y en declaraciones a la Cadena SER, Solbes ha afirmado que nunca es "partidario de grandes leyes de reconocimiento de derechos para toda la vida". "Son cosas que suenan bien, pero luego hay que aplicarlas, y aplicarlas significa restricciones económicas, criterios...", sostuvo el vicepresidente del Gobierno.

"Soy mucho más partidario de programas específicos de actuación" que de leyes generalistas como la que quiere poner en marcha el Ejecutivo de Manuel Chaves, insistió.