Mercados

Deutsche cree que el menor crédito restará tres décimas al PIB europeo

Deutsche Bank avisa: 'Cuidado con los efectos de largo plazo de la tormenta de las subprime'. La entidad alemana estima que la crisis crediticia podría restar 0,1 puntos porcentuales al crecimiento de la eurozona en 2007 y otras tres décimas el año próximo. El elevado peso de la construcción pone a España en cabeza de la lista de potenciales afectados.

El alcance del impacto de la crisis de crédito que actualmente sacude a los mercados financieros dependerá en buena medida de la habilidad de los bancos centrales. Así a los menos lo ve la entidad alemana Deutsche Bank. 'Las consecuencias de la tormenta desatada por las hipotecas basura o subprime de EE UU serán claramente negativas pero, asumiendo destreza por parte de los bancos centrales, probablemente limitadas', concluye el banco en un informe. 'Este el mayor desafío al que se ha enfrentado Jean-Claude Trichet', corrobora Susana García-Cervero, de Deutsche Bank.

Deutsche Bank constata que 'hace tiempo que los costes de crédito se estaban volviendo más y más restrictivos'. 'A medida que los criterios de liquidez se endurecen, la crisis podría reducir el crecimiento del PIB 0,1 puntos porcentuales en 2007 y 0,3 puntos en 2008'. Deutsche Bank calcula que la economía de la zona euro crecerá este año un 2,8% y 2,1% en 2008.

La Comisión Europea quiso tranquilizar ayer los ánimos y afirmó que 'los fundamentos económicos son sólidos y no hay preocupación inmediata de que el crecimiento se vea afectado de manera grave'. Los tipos de interés del BCE llevan toda la década por debajo del 4,5% y entre mediados de 2002 y finales de 2005 estuvieron congelados en el 2%, lo que ha provocado en muchas ocasiones que los tipos de interés reales (descontada la inflación) hayan sido negativos. Deutsche Bank pone de manifiesto las consecuencias: el endeudamiento de los hogares europeos respecto a la renta disponible ha pasado del 68% en el año 2000 a estar ahora en cotas cercanas al 90%. En el sector corporativo, la deuda de las empresas no financieras ha pasado en siete años del niveles del 44% a cifras próximas al 58%.

El endeudamiento medio de los hogares europeos se aproxima ya al 90% de la renta disponible

Malas noticias para España

'Un enfriamiento en el mercado inmobiliario afectará a los países de la eurozona de forma desigual. En concreto, aquellos que más se han beneficiado del apogeo de la vivienda probablemente sentirán el viento de cara con más intensidad', avisa Deutsche Bank, que pone nombre y apellidos al principal perjudicado: España

'En España, la probabilidad de una caída de la actividad del sector de la construcción a consecuencia del enfriamiento inmobiliario es especialmente alta', asevera la entidad. La construcción representa más del 10% del PIB español, un porcentaje netamente superior al del resto de economías como EE UU, Japón, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

La construcción de casas lleva seis años consecutivos excediendo a la demanda y el aumento del precio de la vivienda puede caer este año por debajo de la inflación por primera vez desde 1998. Deutsche Bank asegura que el sector bancario está más que preparado para hacer frente a eventuales shocks inmobiliarios. La gran incógnita es que aún se desconoce el alcance y la gravedad de la crisis crediticia.

Un mercado hipotecario en el alero

El FMI ha recomendado esta misma semana que los bancos centrales resistan la tentación de rescatar a los náufragos de las hipotecas subprime y que sean los propios endeudados los que acarreen con las consecuencias. Muchos estadounidenses no estarán nada de acuerdo: uno de cada cuatro americanos que fueran ahora a pedir un crédito entraría dentro de la categoría subprime. Una constante que se ha repetido durante el último lustro.

La característica principal de este singular producto americano es que sus suscriptores son personas de dudosa solvencia o con un paupérrimo historial crediticio que les veta el acceso a un préstamo estándar, las llamadas hipotecas prime. Dadas sus escasas garantías, los intereses a pagar por la comunidad subprime son mucho más elevados, lo que paradójicamente eleva el riesgo de impago. Las subprime eclosionaron en el tramo final de la década de los noventa, ante la subida de tipos y la fuerte competencia de productos hipotecarios. Inicialmente, los prestatarios eran en su mayoría afroamericanos, pero después la población con mal historial crediticio se ha extendido. Las subprime representan el 7% de las hipotecas en vigor en EE UU.

Protagonistas

Jean-Claude Trichet. Banco Central Europeo

El jefe de la autoridad monetaria europea asegura que la entidad 'tendrá en cuenta las turbulencias de los mercados'. El BCE decidirá el día 6 de septiembre si sube los tipos más allá del 4%. Trichet comparecerá ante el Parlamento Europeo el 11 de septiembre.

Benjamin Bernanke. Federal Reserve

En su encuentro del día 7, la Fed reafirmó la preeminencia de los riegos inflacionarios sobre los crediticios. El día 17 acudió al rescate de los mercados al bajar los tipos de descuento. La Fed se reunirá el 18 de septiembre; los tipos están al 5,25%.