Las cuentas del gigante de la distribución

El Windsor cede paso al centro más moderno de Europa

Firmas afectadas por el incendio reclaman responsabilidades

El Corte Inglés proyecta la apertura de un nuevo centro comercial en el corazón de Madrid, 'uno de los más modernos e innovadores' de Europa, según reveló Isidoro Álvarez, presidente del grupo. La compañía levantará el complejo en el solar que ocupaba el mítico edificio Windsor, arrasado por el fuego durante la noche del 12 al 13 de febrero de 2005. Con este ambicioso propósito, los grandes almacenes esperan mantener 'su política de expansión y crecimiento'.

Paralelamente al proyecto, El Corte Inglés reconoce en su memoria del ejercicio que 'la sociedad ha recibido varias comunicaciones' de empresas 'supuestamente afectadas' por el desastre, en las que 'reclaman extrajudicialmente bien el reconocimiento de responsabilidad, bien la indemnización de daños'.

La compañía 'ha contestado' a todas ellas 'rechazando su responsabilidad'. Además, no ha descartado la opción de solicitar reparaciones económicas, alegando ser 'la principal afectada'.

El grupo de distribución señala que, para la adquisición del 100% de Asón Inmobiliaria, realizó en diciembre de 2006 una inversión 'extraordinaria' de 480 millones.

En su proyecto, el equipo de El Corte Inglés planea construir un inmueble 'moderno y acorde con las nuevas tendencias arquitectónicas', no sólo en diseño, sino también en las instalaciones y en la organización de espacios. 'Se va a seguir la línea arquitectónica que El Corte Inglés ya mantiene desde hace algún tiempo', definida por unos 'edificios luminosos e innovadores, que incorporan las últimas técnicas y sistemas en materia medioambiental'.

El solar, ubicado en el número 23 de la madrileña calle Raimundo Fernández Villaverde, cuenta con 35.656,82 metros cuadrados edificables. Los estudios elaborados hasta el momento estiman que la torre alcanzaría unos 80 metros de altura, segmentados en 23 plantas (ocho menos que las de su predecesor). Aparte del gran local comercial, el nuevo edificio albergará oficinas.

Las estrategias de desarrollo de El Corte Inglés requirieron unas inversiones totales de 1.642 millones de euros, un 26,3% más que en el año anterior. Las inversiones en activos materiales ascendieron a 1.488,6 millones.

Junto al futuro proyecto del Windsor, el grupo de Isidoro Álvarez ha inaugurado varios centros comerciales a lo largo de estos 12 meses.

El primero de ellos es el complejo Costa Mijas (Málaga), abierto en marzo de 2006. Poco después estrenaron los establecimientos de El Bercial, situado en la localidad madrileña de Getafe, y de Vila Nova de Gaia, en Portugal. Este último ha supuesto 'un importante paso' en los planes de expansión por tierras lusitanas, donde ya cuentan con tienda en Lisboa. En mayo de este año se abrió otro negocio, esta vez en Talavera de la Reina (Toledo).

Antes de llegar a fin de año, El Corte Inglés prevé inaugurar varios establecimientos más en Jaén, Guadalajara, Elche (Alicante) y Leganés (Madrid). Todos ellos se encuentran ya en construcción.

Con respecto al resto de centros comerciales, la empresa de grandes almacenes asegura haber tratado de mantenerlos 'actualizados' para adaptarlos a 'la demanda de los consumidores'. En lo que va de año se han acometido reformas, generales o parciales, en las tiendas de Portal de l'Angel (Barcelona), Málaga, Salesas (Oviedo), Zorrilla (Valladolid) Libertad (Murcia), Princesa, Callao y Preciados (Madrid).