Inmobiliario

Las viviendas iniciadas bajan por primera vez en seis años

El Ministerio de Fomento estima que de enero a mayo se iniciaron 336.263 viviendas, apenas un 1,5% más que en idéntico periodo de 2006. Pero si sólo se tiene en cuenta el dato de mayo, el retroceso es del 20,7% anual, el primero de esa magnitud en seis años, lo que puede estar adelantando el cambio de ciclo.

Estos números representan un significativo cambio de tendencia respecto a lo que ocurría justo un año antes. Es decir, ese crecimiento del 1,5% en el número de viviendas visadas de enero a mayo sobre los cinco primeros meses de 2006 contrasta con el avance del 11,2% que se contabilizó el año pasado sobre idéntico periodo de 2005.

No obstante, los expertos advierten que estas cifras pueden estar todavía bastante desvirtuadas por el repunte que sufrieron los visados en el segundo semestre del año pasado como consecuencia de la inminente entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación. Como la aplicación de esta normativa ha sido progresiva, los promotores adelantaron la solicitud de visados de dirección de obra en los colegios de aparejadores con el objetivo de burlar las nuevas exigencias constructivas a las que obliga el código.

Valga como ejemplo la cifra de viviendas iniciadas contabilizada en septiembre de 2006, que alcanzó las 126. 753, el doble que el mismo mes del año anterior. Así, de mantenerse los ritmos de visados de estos cinco primeros meses (sólo en marzo y abril las cifras fueron superiores a las de 2006), 2007 puede convertirse en el primer ejercicio en el que no se incrementan las casas iniciadas desde 2001, confirmando de ese modo el cambio de ciclo. Ya en 2006 el balance final arrojó un ligero retroceso del número de viviendas unifamiliares iniciadas sobre las de 2005.

No en vano, son los propios promotores los que llevan varios años advirtiendo que el mercado inmobiliario español no podrá soportar mucho más tiempo un incremento tan fuerte de la oferta como el experimentado desde 2003. Precisamente este fortísimo incremento de la actividad residencial es lo que explica que el número de viviendas terminadas experimente un avance del 11,8% hasta mayo.

La cifra absoluta alcanzó las 262.619 casas en los cinco primeros meses del año, frente a las 234.792 contabilizadas en el mismo periodo de 2006. Lo normal, según los expertos, es que durante los próximos años este indicador evolucione de manera muy positiva, ya que recogerá la finalización de todas las viviendas iniciadas a partir de 2005.

Problemas para vender en la playa

El director ejecutivo de inversión de la comercializadora Asesoramiento Inmobiliario Roan, Luis Martín, auguró ayer que "si los promotores quieren vender toda la obra terminada, tendrán que hacer verdaderos esfuerzos y corregir precios" en las segundas residencias de las zonas costeras, debido al descenso de la demanda. En declaraciones a Europa Press, pronosticó que, "a largo plazo", se producirá una corrección en la oferta de vivienda, que redundará en un mantenimiento del crecimiento de los precios en primera residencia y una "corrección más severa" en los precios de las segundas viviendas.

Para este experto, "la demanda tan importante que ha existido en los últimos años" ha provocado la espiral de precios iniciada en 1998, algo que, a su juicio, no podía mantenerse mucho más tiempo. En cuanto a si es buen momento onoparaadquirir casa, desde Roan se diferencia si es para vivir o como inversión. En el primer caso recomienda no esperar, mientras que en el segundo, ve aconsejable aguantar la decisión seis u ocho meses en busca de precios más económicos.