Mercados

La Bolsa pasa de la locura al tedio y el Ibex aguanta los 14.200 puntos

Ni un cuarto de hora duró ayer en positivo el Ibex 35, que perdió un mínimo 0,21%, hasta los 14.239,8 puntos. Fue uno de los pocos índices europeos que se dejó llevar por las caídas, aunque podría haber sido mucho peor, ya que llegó a ceder un 1,42%. En EE UU, el S&P 500 y el Nasdaq cerraron en positivo después de que la Fed anunciara que hará todo lo posible para frenar la crisis.

Casi desde el primer instante de la sesión, la dirección estaba decidida. A las 9.15 horas, los números rojos ya habían tomado el control del Ibex 35 pese a que la mayoría de las Bolsas europeas lograba conservar las ganancias, aunque fueran mínimas. El Cac francés finalizó el día con un avance del 0,36%; el Footsie británico sumó un 0,12%; y el Dax alemán, un 0,23%. Con el retroceso, el índice de referencia español puso fin, al menos de momento, al rebote que arrancó el viernes pasado, tras la fatídica jornada del jueves, cuando se desplomó un 3,72%.

El volumen negociado ayer en el continuó ascendió a 3.490 millones de euros, un 36% menos que la negociación media en agosto. De hecho, los retrocesos han sido sustentados por menos volumen que las alzas desde el comienzo de julio. 'Un hecho que tiene una lectura eminentemente positiva, ya que revela la existencia de ganas de entrar en el mercado', señala Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI. La volatilidad del Ibex 35 concluyó ayer en 26,4 puntos, muy lejos de los 39,2 del jueves de la semana pasada.

Con todo, David Navarro, gestor de Inversis Banco, advierte que ahora mismo todos los índices europeos, salvo el germano, están en tendencia bajista de corto plazo por análisis técnico, por lo que aconseja mantenerse fuera del mercado hasta que la situación se clarifique. Como es habitual durante las últimas sesiones, los grandes bancos fueron los que más contribuyeron a los retrocesos del Ibex. El BBVA cedió un 1,06% y el Santander un 0,57%, aunque los mayores descensos corrieron a cargo de Indra (-2,93%), Red Eléctrica (-2,51%) y Enagás (-2,17%). Por su parte, Ferrovial se anotó un 4,43% y FCC, un 2,01%. Por su parte, Arcelor Mittal ganó un 2,06% después de que Credit Suisse elevara la recomendación sobre las siderúrgicas a 'sobreponderar' desde 'igual peso' y señalara que es su firma preferida del sector.

En Estados Unidos los ánimos se sosegaron y la volatilidad del S&P 500 bajó por debajo de los 26 puntos, frente a los 39,2 que tocó en la sesión del pasado jueves. Finalmente, los movimientos fueron mínimos en Wall Street tras las palabras tranquilizadoras del senador de Coneccticut. Christopher Dodd hizo olvidar los malos datos de impagos de hipotecas en julio y el anuncio de Capital One, que cerrará su filial de hipotecas de alto riesgo. Así, el S&P 500 subió un leve 0,11% y el Nasdaq, un 0,51%. Sólo el Dow Jones cerró en negativo, con una caída del 0,23%.

'Salvar la crisis llevará tiempo'

El secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, trató ayer de tranquilizar a los mercados y sostuvo en una entrevista con la cadena CNBC que la economía es suficientemente fuerte como para absorber las dificultades derivadas de la crisis crediticia. No obstante, Paulson advirtió de que la solución de los problemas de crédito actuales llevará tiempo. 'La liquidez retornará a la normalidad cuando los mercados tengan una mejor comprensión del riesgo, esto llevará algún tiempo, pero existe la ventaja de una economía muy fuerte que podrá absorber las pérdidas que se produzcan en el camino', explicó.

Paulson se reunió por la tarde con el presidente de las Reserva Federal, Ben Bernanke, y el senador por Connecticut, Christopher Dodd, a petición de éste último. En una rueda de prensa posterior, Dodd afirmó que el presidente de la Fed le ha confirmado que utilizará todas sus herramientas para calmar a los mercados, algo que se interpretó como una futura rebaja de tipos.

El presidente de la reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker, afirmó por su parte que la reciente turbulencia de los mercados no justifica por sí sola una rebaja de las tasas oficiales.

Los expertos

Javier Barrio. BPI

'Después de los violentos movimientos de las últimas sesiones, es positivo que el mercado se calme, ya que la recuperación debe ser sosegada. Es muy probable que veamos bruscas caídas en las próximas sesiones, pero los inversores de medio plazo pueden ir pensado en comprar valores atractivos'.

Josep Prats. Ahorro Corporación

'Una crisis no se cura tan rápido y, a pesar de la reciente tranquilidad, no hay que fiarse. Ahora estamos relativamente cerca de los mínimos anuales y creo que esta zona será el punto de equilibrio en el futuro más inmediato'.