Mercados

El optimismo vuelve a las Bolsas y el Ibex recupera los 15.000 puntos

Tres semanas ha tardado el Ibex en cerrar dos días consecutivos en positivo. El comunicado sereno y alejado del catastrofismo que el pasado martes lanzó la Reserva Federal alivió a los inversores de todo el mundo acerca de la crisis crediticia y de la desaceleración del mercado inmobiliario en Estado Unidos. Ello propició que el Ibex retornara ayer a los 15.000 puntos. Aumentó un 2,40%, la segunda mayor subida desde septiembre de 2006.

El optimismo vuelve a las Bolsas y el Ibex recupera los 15.000 puntos
El optimismo vuelve a las Bolsas y el Ibex recupera los 15.000 puntos

La Reserva Federal de EE UU (Fed) cree que 'el endurecimiento del crédito' y la desaceleración inmobiliaria no impedirán un 'crecimiento moderado' en EE UU. El tiempo dirá si llevan razón, pero de momento, han levantado una ola de optimismo en las Bolsas mundiales. Los inversores se olvidaron de los riesgos hipotecarios después de que la Fed no modificara los tipos, y ayer se centraron en datos positivos -como los resultados empresariales o el crecimiento económico- que hasta ahora no habían animado al mercado.

La subida de un 2,40% es la segunda mayor desde septiembre de 2006. En aquella ocasión fueron los movimientos corporativos los que impulsaron el Ibex. Y, en dos días, el selectivo se ha revalorizado un 3,96%. El aumento de ayer ilustra el alivio de unos inversores que no descartan una bajada de tipos de la Fed y cuyos temores a una crisis global se disiparon, al menos por un tiempo, por las balsámicas palabras de Bernanke. Así, el Ibex cerró en los 15.004,20 punto, impulsado por grandes valores como Iberdrola o Telefónica.

Bernanke también ha logrado detener la senda errática por la que se movían las Bolsas europeas. La volatilidad del Euro Stoxx -que estaba en niveles nunca vistos desde la guerra de Iraq en 2003- ha bajado en dos días un 16,4%. Si se mira el mapa de las parqués mundiales cuesta encontrar un signo negativo. En Europa y EE UU, el verde de las ganancias monopoliza, por segundo día, los índices. En Alemania, el Dax aumentó un 1,23% y el Footsie londinense ganó un 1,35%. En París, las entidades financieras impulsaron una subida del 2,29%. Hacía más de un año que los franceses no presenciaban un crecimiento igual. En Wall Street destacó el Nasdaq que subió un 2,01%, su mayor incremento desde abril de 2006. El Standard and Poor's, por su parte, se ha revalorizado un 1,41% y el Dow Jones cerró con un aumento del 1,14%.

Los valores que más aprovechan la subida

Astroc gana un 20,08%, su segunda mayor subida . Los inversores de Astroc están acostumbrado a fuertes caídas y subidas. Ayer aprovechó el optimismo que reinaba en el mercado para ganar un 20,08%. En las últimas trece sesiones, Astroc -presa de la especulación- se ha revalorizado un 45,5%. A la subida de ayer hay que sumarle la del 26 de julio que ganó un 38,74% tras conocerse que Enrique Bañuelos dejaba la dirección de la compañía.

Cintra registra su máxima revalorización en Bolsa . Cintra subió ayer un 7,94% y cerró en 11,56 euros. Nunca había logrado un porcentaje similar en una sesión. En un informe, Citigroup fijó el precio objetivo de la filial de Ferrovial en 14 euros, lo que le concede un recorrido alcista de un 21,1%. La compañía, que fue la empresa más alcista del Ibex, anunció que el tráfico en las autopistas que gestiona en Canadá y en España se había incrementado.

Iberdrola, la que más contribuye al avance del índice. La mayor empresa de energía eólica del mundo, Iberdrola, subió ayer un 4,22%. Cerró sobre los 42,02 euros, un precio que no lograba desde el pasado 25 de junio. La energética se convirtió ayer en la empresa que más contribuyó a la subida del Ibex. De los 351,30 puntos que ganó el selectivo, 59 pertenecieron a Iberdrola. Por detrás se situaron Telefónica, el Banco de Santander y Repsol.

Acciona sube un 7,89% y se acerca a los 200 euros. El pasado 25 de julio, Acciona cayó por debajo de los 200 euros. Ayer, con una subida del 7,89% se acercó a ese nivel. Cerró a 197,55 euros. La empresa fue la segunda más alcista del Ibex. Acciona se benefició de la noticia publicada en este periódico de que el Gobierno británico y el Ayuntamiento de Londres permitirán que la compañía española se ocupe de la desalinización del Támesis.

Suben los tipos de interés a largo

Que la Fed mantuviese el discurso invariable en medio de la tormenta ha sido la mejor medicina para la renta variable, pero también ha tenido un notable efecto sedante tanto en los tipos de interés a largo plazo como en el diferencial de los bonos de riesgo. Los rendimientos tanto del bono a 10 años español como del estadounidense subieron con fuerza, hasta el 4,525% (el español) y el 4,862% (EE UU) tras haber tocado en las últimas sesiones el mínimo desde mayo.

El efecto de las palabras de Bernanke es doble: por un lado disipa las expectativas de prontas subidas de los tipos de interés -lo que incide directamente en los tipos a largo plazo- y por otro lado diluye los miedos de los inversores, que desde hace semanas se refugiaban en los bonos de referencia tirando al alza del precio y a la baja del tipo de interés. La mayor confianza inversora, de hecho, se nota en el mercado de crédito. Según Bloomberg, la prima de riesgo exigida a la deuda empresarial medida según el índice iTraxx retrocedió ayer 32 puntos básicos hasta 338, cuando tocó un máximo de 461 a finales de mes. De hecho, este índice está ya en los niveles más bajos de las últimas tres semanas. 100 puntos básicos son un 1% de diferencial.