Automóvil

Chrysler ya opera como empresa independiente

Chrysler operará a partir de hoy como una empresa independiente, al margen de su antigua matriz DaimlerChrysler. La multinacional y Cerberus anunciaron el viernes pasado que han completado la venta del 80,1% del capital de Chrysler a una filial del fondo de inversión, tal y como se anunció el 14 de mayo. El grupo vendedor mantendrá el control del 19,9% de las acciones restantes en Chrysler.

El fabricante de coches indicó que las condiciones de la operación y los efectos económicos de la misma no se han modificado desde la firma del contrato. Además, Cerberus y DaimlerChrysler han acordado suscribir una segunda línea de crédito por un valor de 2.000 millones de dólares (1.470 millones de euros) para el negocio de automoción de Chrysler, que se pagará en 12 meses.

DaimlerChrysler asumirá el pago de 1.500 millones de dólares (1.102 millones de euros) de este crédito. Esta deuda se establecerá mediante precios de mercado y tendrá una fecha de vencimiento de siete años. Al mismo tiempo, el consejo de administración de DaimlerChrysler ha reducido su número de miembros a seis integrantes. Así, abandonan este órgano de gobierno de la empresa Tom LaSorda, actual presidente de Chrysler, Eric Ridenour y Tom Sidlik.

Tras la venta de Chrysler, DaimlerChrysler contará con una nueva estructura y pasará a denominarse Daimler. Los accionistas de esta nueva compañía tendrán que aprobar esta nueva denominación durante la asamblea extraordinaria que tendrá lugar en Berlín el próximo 4 de octubre.