Financiación

Las empresas de EE UU baten récords de endeudamiento

S&P advierte que tendrán que refinanciar 74.000 millones de dólares en el segundo semestre

Indicios como la desaceleración de la actividad económica o la crisis de las llamadas hipotecas subprime, caracterizadas por su elevado riesgo de impago, no han hecho que las empresas se arredren para endeudarse y acudir al mercado a financiarse. En la primera mitad del año se batieron todos los récords con un volumen de emisión de bonos corporativos de 568.000 millones de dólares (más de 411.590 millones de euros), según la agencia Standard & Poor's. En la segunda mitad del año vencerá deuda por importe de 74.000 millones, que requerirá ser refinanciada.

'Las compañías continuarán renovando la deuda una vez que venza, dado que los intereses continúan siendo bajos desde una perspectiva histórica', explica la compañía en un informe. 'Adicionalmente, la persistencia de la actividad de fusiones y adquisiciones, las recapitalizaciones de dividendos que consiste en una emisión de deuda con el objetivo de atender la remuneración al accionista y las recompras de acciones continuarán alimentando la dinámica del mercado durante los próximos 12 meses', añade S&P.

El crecimiento del sector ha sido contundente. Las nuevas emisiones ascendieron a 502.000 millones en el primer semestre de 2006; a comienzos de la década eran de 350.000 millones, El perfil del endeudamiento de las empresas está virando hacia el largo plazo. Los datos recopilados ponen de manifiesto que el 32% de las nuevas emisiones tienen una fecha de vencimiento de 10 años o superior.

Buena parte del papel es emitido a un tipo de interés fijo. En este es caso, el emisor está habilitado para pagar el principal y liquidar la deuda en cualquier momento; es lo que en el mercado anglosajón se denomina como callable bonds. En la práctica el porcentaje de callable bonds que efectivamente son liquidados es residual. S&P calcula que sólo llegarán a 1.000 millones de dólares en este año, aunque la cifra se multiplicará por cuatro en el ejercicio próximo. En cualquier caso, conviene no olvidar que los bonos vinculados a un tipo de interés fijo representan el 88% del valor de la deuda privada estadounidense en circulación.