Valores

Goldman Sachs inicia la cobertura de Vueling con recomendación de venta

Goldman Sachs, uno de los coordinadores de la salida de Vueling al mercado bursátil, recomienda vender sus acciones. Ayer cayeron un 4,3%.

Sus previsiones no son nada positivas. Los expertos de Goldman Sachs, entidad que fue coordinador global de la salida de Vueling a Bolsa, cree que los datos de la aerolínea de bajo coste van a quedar lastrados por las circunstancias en las que ese sector opera. Y esa realidad justifica que aconseje no apostar por el valor. 'Nosotros iniciamos la cobertura de Vueling con la recomendación de vender, porque creemos que los ingresos están obstaculizados por la elevada competencia existente en España', señalan.

Consideran que al ser una compañía mucho más joven que otras de su área, como Ryannair o Easyjet, se enfrenta a más problemas para desenvolverse en un ámbito muy complejo. Desde Goldman Sachs se añade que prevén ingresos más bajos y peores resultados para la compañía que el consenso del mercado. Como consecuencia le da un precio objetivo de 20 euros para un horizonte de seis meses. Vueling acumula pérdidas del 26,8% en 2007.

Sin embargo, los analistas de Goldman Sachs consideran que las condiciones de actuación mejorarán si se produce una racionalización de la capacidad del mercado español. 'Si Spanair y/o Iberia cambian de propietarios se podría producir un cambio estratégico que mejoraría el entorno de Vueling', añaden.

Con estas perspectivas en general pesimistas, el banco estadounidense destaca un gradual aumento del beneficio por acción. Desde 0,72 euros negativos por título de 2006 se pasaría a 0,27 euros positivos en 2007. Otros datos que aporta la entidad financiera sitúan a Vueling como la compañía más cara del sector por el PER (número de veces que el precio de la acción está contenido en el beneficio). 'Eso muestra que cotiza con una prima frente a las compañías aéreas', subrayan.

En esta línea, Álex Cruz, director general de Clickair, pronosticaba ayer problemas en el sector por la sobreoferta.

Con independencia de la opinión que Goldam Sachs, la trayectoria de Vueling en Bolsa no ha sido siempre un paseo militar. El estreno fue excelente, con una subida en su jornada de debut del 9,9% hasta 32,99 euros. Después siguieron nuevos días de éxito y acumuló ganancias de más del 28% a las tres semanas de su colocación. Pero a partir del máximo de 46,70 euros del 23 de febrero llegó el declive. Y en junio llegó a acumular unas pérdidas respecto a esa cotización récord del 46%.

JPMorgan, que también participó en la salida a Bolsa, es más positivo con la compañía que Goldman. Afirmaba en su informe de junio que sigue confiando en el valor y que espera una recuperación de su cotización en los próximos meses. Del colectivo de analistas consultados por Bloomberg, un 70% recomienda comprar Vueling, un 10% opta por mantener y un 20% por vender.