Proyecto

Rumanía, el nuevo paraíso de los constructores españoles

Una decena de compañías de la construcción españolas ha anunciado proyectos inmobiliarios en Rumanía por valor de unos 7.000 millones de euros, según publica la revista económica local Capital. La información señala que entre sólo tres de las compañías que entraron en el mercado rumano en 2006, Fadesa, Sedesa y Gran Vía, desarrollan proyectos por un total de 4.500 millones de euros.

Fadesa está construyendo en los sectores residencial y de infraestructuras por 2.000 millones de euros, Sedesa prevé obras por valor de 1.500 millones de euros en infraestructuras y Gran Vía se centra sólo en vivienda con proyectos por mil millones de euros.

Otras compañías como Grupo Detea, Hercesa, GEA Prasa, Riofissa y FCC, anunciaron también para los próximos años inversiones en Rumanía de entre 700 y 300 millones de euros, cada una, en el sector residencial, de infraestructuras y comercial.

Capital destaca que las compañías españolas "atacan" de manera preferencial el mercado de la vivienda, tanto por el número de proyectos que tienen avistados como por el valor de las inversiones.

Otros grandes grupos españoles se preparan para entrar en Rumanía, tras el ingreso de este país en la Unión Europea en enero de 2007.

La revista menciona las compañías Sando, Conait, Tremon, Grupo Harmonia y Reyal Urbis, que han manifestado su interés de entrar en Rumanía a partir de este año y hasta 2009.