Renovables

Más energía solar

La energía fotovoltaica brilla con fuerza. El Ministerio de Industria, la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) y el IDAE han decidido crear un grupo de trabajo para establecer unos objetivos más ambiciosos de instalación de plantas solares fotovoltaicas que los recogidos en el actual Plan de Energías Renovables (PER) 2005-2010.

Tras la aprobación de este plan, en agosto de 2005, la evolución de la potencia fotovoltaica instalada se ha disparado y sólo durante 2006 entraron en funcionamiento 63,9 MW nuevos, lo que supone un incremento del 122,8% sobre el año anterior.

Si continúa el ritmo actual, algo previsible dado el incremento retributivo previsto en el nuevo decreto sobre el régimen especial y el volumen de solicitudes de instalación que tramitan las distintas administraciones, el objetivo de 400 MW instalados (371 conectados a la red) previsto en el PER se alcanzará a mediados de 2009, según ha señalado el presidente de ASIF, Javier Anta.

Un puente ante el nuevo plan

El PER exige crecimientos del 30% entre 2007 y 2010 para cumplir sus objetivos mientras que en los últimos años el incremento es del 85%, según los datos de la patronal.

El Gobierno tiene previsto empezar en 2008 los trabajos sobre el nuevo Plan de Energías Renovables, que abarcará el periodo 2011-2020, por lo que sería necesario aprobar unos objetivos intermedios para la fotovoltaica que sirvieran de puente hasta la entrada en vigor del nuevo texto.

Las primeras reuniones del grupo de trabajo que buscará soluciones a esta situación podrían comenzar en las próximas semanas, según fuentes ministeriales.

Para ASIF el nuevo escenario debe acomodarse a las posibilidades futuras del sistema eléctrico para incorporar la producción solar fotovoltaica y ser coherente con la prospectiva energética con horizonte en el año 2030 que elabora Industria.

La patronal considera "muy positivo" el nuevo decreto sobre la retribución de las renovables (661/2007), aprobado el pasado 25 de mayo, porque garantiza la estabilidad y la seguridad de sus inversiones con una política de primas "justas y razonables". La tarifa regulada que recibirán los parques fotovoltaicos de más de 100 kilovatios (KW) aumenta el 82% respecto a la regulación actual, según los datos que ha difundido Industria.