Petróleo

Repsol busca un socio argentino para YPF

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, aseguró ayer que el principal accionista de la petrolera, Sacyr, no pretende tener funciones ejecutivas en la compañía. Brufau se expresó así poco antes de la junta ordinaria de Repsol en la que el presidente de la constructora, Luis del Rivero, fue nombrado vicepresidente, junto con Jordi Mercader, éste en representación de La Caixa.

Repsol YPF celebró ayer su junta ordinaria con el nombramiento ya previsto de dos vicepresidentes: Luis del Rivero, en representación de Sacyr, la constructora que preside, y Jordi Mercader, nombrado a propuesta de La Caixa. Brufau subrayó que se trata de dos vicepresidencias no ejecutivas y, en este punto, señaló que 'Luis del Rivero nunca ha pretendido tener una actividad ejecutiva'. Según sus palabras, Sacyr, que tiene un 20% de Repsol, 'está a la espera de ayudarnos en el momento en que le necesitemos'.

Una vez más, como viene siendo habitual en sus intervenciones públicas, Brufau hizo una defensa encendida del primer accionista de Repsol, 'que no ha comprado ni una acción sin preguntar', indicó. Respecto al contencioso que aquél mantiene con la francesa Eiffage, le deseó 'el mejor de los éxitos' y dijo a la prensa: 'Me gustaría que defendieran a Sacyr en Francia igual que han defendido la entrada de capital extranjero en España'.

Con estos nombramientos se repite el esquema de dos vicepresidencias que el consejo de Repsol tenía cuando el BBVA era su socio de referencia. Además, la junta nombró dos nuevos consejeros independientes: Luis Carlos Croissier y Ángel Durández.

El presidente es partidario de contar con socios locales en los países en los que opera Repsol

REPSOL 14,99 0,23%

Respecto a si Repsol entrará a formar parte del holding que La Caixa (que controla un 15% de la petrolera) tiene en proyecto, Brufau se desvió respondiendo que es la entidad la que debe responder. 'Me imagino que sí -añadió- porque se trata de un holding industrial'.

Respecto al ya viejo proyecto de sacar a Bolsa un paquete minoritario de la filial argentina YPF (paralizado por las incertidumbres regulatorias del país andino), el presidente de Repsol expresó sus teorías sobre la conveniencia de tener socios locales en los países en los que el grupo está presente. 'Sería muy bueno tener un socio privado argentino en YPF', recalcó, 'que responda a la filosofía de negocio de transparencia, ética y valores empresariales como los de Repsol'.

Gas Natural

Otro tema recurrente que surgió en el encuentro con los medios de comunicación fue el de la hipotética fusión con Gas Natural, en la que La Caixa y Repsol tienen más de un 60% del capital. 'Según en qué cosas, tendría sentido una fusión' con la gasística, dijo Brufau. Sin embargo, ello no quiere decir 'que vayamos a hacerla'. Como Gas Natural, subrayó, 'hay otras 50 oportunidades', aunque ve muy difícil un movimiento corporativo en el que estuviese incluida una compañía eléctrica. Las sinergias con una compañía que utiliza el agua o el carbón para producir energía son, en su opinión, escasas. 'Estamos en una fase incipiente en la potenciación de la cadena de hidrocarburos como para pensar en integrar una eléctrica'.

Brufau, que dijo haber dimitido del consejo de Suez porque estaba en él como independiente, en un 'papel extraño', dijo desconocer si el grupo francés se está reforzando en Gas Natural. Suez, que tiene un 5% de la gasística, está en pleno proceso de fusión con Gaz de France.

El presidente de Repsol dijo no encontrarse satisfecho con la cotización de la compañía que ayer subió un 0,16%, hasta situarse en 24,97 euros por acción, y dijo que le gustaría 'que nos valoraran por lo esencial, no porque puedan comprarnos'.

La junta de accionistas de Repsol aprobó ayer, junto con la cuenta de resultados, un dividendo de 0,72 euros por acción, lo que supuso un incremento del 20% respecto al distribuido en el ejercicio anterior.

Mil millones en Portugal

Repsol facturó en Portugal 2.250 millones de euros en 2006 y obtuvo unos beneficios de 75 millones de euros, anunció ayer la petrolera, que prevé invertir unos 1.000 millones de euros hasta 2010 para seguir creciendo en el país vecino, una cantidad similar a la invertida en los últimos años. El grupo, que actúa en Portugal en el negocio del combustible, del gas y la química. El crecimiento se prevé especialmente en el área petroquímica, toda vez que prevé duplicar su capacidad de producción en el complejo petroquímico de Sines.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, aseguró ayer que la compañía va a readaptar su plan estratégico. En la junta, Brufau repasó los hechos más relevantes del ejercicio, en el que la compañía alcanzó un beneficio neto récord de 3.124 millones de euros, en un entorno marcado por dificultades relacionadas con la alta volatilidad del precio del crudo y la caída de los márgenes de refino. El resultado estuvo acompañado de una significativa reducción de la deuda neta, que se situó en 4.396 millones.

El 'caso Conthe'

¦bull; Aunque quiso reservarse su opinión sobre el caso Conthe, Brufau no pudo evitar un comentario sobre el mismo. 'Los ruidos no son buenos', dijo, y añadió que el ex presidente de la CNMV debía haber denunciado 'hace dos años, y no ahora' los hechos que ahora airea.