Martes negro en la Bolsa

La crisis acerca el precio en Bolsa de las inmobiliarias al valor real de sus activos

El hundimiento en Bolsa del sector inmobiliario ha aproximado sus precios en el parqué a lo que valen sus activos. Fadesa, Parquesol y Colonial ya cotizan con descuento según sus tasadores, mientras que todavía hay que pagar una prima por Metrovacesa, Urbis y Riofisa.

Tras el temporal que ha caído en el parqué, ¿qué hacer con los valores inmobiliarios? Esta vez, la mayor parte de los analistas sí lo había advertido: las empresas estaban caras y no había valoraciones que dieran asidero racional a los precios que se estaban pagando. 'En algún momento tenía que suceder, porque la sobrevaloración ya era palmaria', explica Alberto Espelosín, director de Análisis de Ibercaja Gestión. 'Un sector en ebullición, con casi todas las firmas en medio de alguna operación corporativa fue el caldo de cultivo de la situación actual', según Antonio Guinea, director de Corporate Finance de Aguirre Newman.

La carrera de los precios había dejado muy atrás uno de los parámetros más utilizados para medir si estas empresas están caras o baratas: el valor neto de sus activos (NAV) o, lo que es lo mismo, el coste de sus inmuebles a precio de mercado descontando la deuda. 'Un parámetro de medida que ya de por sí puede incluir sobrevaloraciones', según Espelosín.

Antonio Guinea explica que los retrocesos de los últimos días han purgado buena parte de los excesos cometidos, aunque señala que es posible que aún se produzcan caídas adicionales. 'Hace unos años, lo habitual era que las compañías cotizaran con un descuento importante respecto a su NAV', asevera. Alberto Álvaro, director de Corporate Finance de CB Richard Ellis, afirma en una nota que el NAV ayuda a determinar si una firma está cara o barata, aunque también apunta que su valor en Bolsa está determinado por 'la generación sostenida de resultados y por la caja'.

El lado positivo de los recientes retrocesos es que 'están corrigiendo los excesos y la sobrevaloración de algunas de estas compañías', explican desde Ahorro Corporación. Ya hay algunas cuyo NAV se sitúa por encima de su valor en Bolsa, como ocurre con Fadesa, Colonial y Parquesol, que podrían suponer 'oportunidades de compra en medio del pánico generalizado'. Los analistas de este broker también apuestan por 'firmas con 'una estrategia empresarial desarrollada antes que por aquellas que tienen poca diversificación geográfica y de producto, como Astroc y Montebalito'.

Por su parte, Daniel Mateos, director del departamento de Asesoramiento y Planificación de Barclays, comenta que lo ocurrido en las últimas sesiones es un 'toque de atención para las empresas que se pagaban por encima de su NAV'. Una situación en la que todavía se encuentran Metrovacesa, Urbis y Riofisa.

Las de más potencial respecto a los objetivos

Los fuertes retrocesos también han aproximado los precios objetivos de las inmobiliarias a sus cotizaciones. Metrovacesa, cuyo precio en Bolsa distaba hace una semana nada menos que un 17% de su precio objetivo -situado en 78 euros por acción según el consenso de analistas recopilado por la consultora JCF- cotiza ahora sólo un 8,9% por encima. Fadesa sería la que tiene el margen más amplio según el precio de consenso, de 35,7 euros, que le confiere un potencial del 30,5%. Las siguientes en el ranking serían Renta Corporación, valorada en 40,1 euros, con lo que aún podría subir un 14,4%, y Colonial, con un objetivo de 59,5 euros por título.