Mercados

El Ibex se desploma por el derrumbe del sector inmobiliario y constructor

La Bolsa española ha vivido hoy los estragos provocados por el efecto dominó del derrumbe de Astroc y para el que su presidente, Enrique Bañuelos, sigue sin tener "explicación" aunque reconoce que la acción pueda estar "sobrevalorada". El Ibex cedía al cierre un 2,73% arrastrado por las fuertes caídas que durante todo el día han pesado sobre las cotizadas del ladrillo, y perdía el nivel de los 14.600 puntos en la segunda mayor caída del año. Las pérdidas son generalizadas en todo el sector inmobiliario y constructor, además de en la banca.

Jornada negra en la Bolsa. Las fuertes presiones de venta ejercidas sobre la inmobiliaria Astroc han arrastrado al resto de cotizadas de su sector y al Ibex 35. El principal indicador del mercado español bajó en la sesión 408,40 puntos, equivalentes al 2,73%, hasta 14.578,70 puntos, lo que supone la mayor caída desde el 27 de febrero.

Acción "sobrevalorada"

Astroc, culpable o no del desplome, se dejaba hoy un 9,5% que añade al 37% en rojo de ayer. Su presidente, Enrique Bañuelos, insiste en que no hay motivos para el pánico aunque ha reconocido que la acción pueda "estar sobrevalorada". Lejos de ¢aclarar las dudas sobre la marcha de la empresa en Bolsa¢, citó como posibles factores del derrumbe la fuerte revalorización experimentada desde la opv de la empresa o los rumores sobre la posible salida de un accionista de referencia, que volvió a desmentir durante la rueda de prensa que había convocado esta tarde.

Bañuelos confirmó, además, que ha efectuado una nueva compra de acciones de Astroc la semana pasada y que "lo comunicará" a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Efecto dominó

El impulso vendedor sobre Astroc afectó de rebote al resto del sector inmobiliario y constructor. Durante la mañana con mayor virulencia, cuando las caídas se aproximaban al 20% en el peor de los casos.

Urbas encabezó los descensos al cierre, al ceder un 13,2%. Colonial, en proceso de fusión con Inmocaral (que pierde un 11,13%), fue una de las más perjudicadas, con una caída cercana al 12,6%. Fadesa, adquirida recientemente por Fernando Martín a la familia Jove, recorta un 11,1%. Mientras, Urbis, en trámites de fusión con Reyal, cede un 5%. Las constructoras no se quedan atrás en las caídas, aunque son más 'suaves'. La palma se la lleva Sacyr-Vallehermoso (-8,15%), seguida de FCC (-6,7%), Acciona (-5,07%) y ACS (-3,99%).

La banca, muy relacionada con el sector, también se vio afectada por las caídas. El mayor recorte fue para Bankinter (-5,24%), por delante de Banco Sabadell (-5,05%), Banco Popular (-4,73%), Banesto (-3,31%), Santander (-3,05%) y BBVA (-2,84%).

¿Corrección o algo más?

Los analistas no encuentran una explicación lógica a los desplomes de Astroc. Eso sí, la mayoría coincide en que lo lógico es una fuerte corrección en unos títulos que en apenas diez meses han pasado de valer seis a 75 euros.

El principio del derrumbe coincidió con la publicación en este diario, el pasado miércoles, de datos sobre su informe de auditoría, que desvelaron que su presidente compró inmuebles a la compañía por valor de 150 millones de euros. Además, la auditoría también indicó que existen doce planes de actuación inmobiliaria en la Comunidad Valenciana que podrían estar expuestos a riesgos por el cambio de la Ley Urbanística valenciana.

Durante la entrevista digital que ha mantenido hoy con los lectores de CincoDías.com, Natalia Aguirre, de Renta 4, ha hablado de "reventón de las cotizaciones inmobiliarias, más que de reventón de la burbuja inmobiliaria", ya que determinados títulos "ya habían superado con creces en la mayoría de los casos el valor de los activos de las compañías". Para la analista, "la caída de hoy está contagiando a sectores relacionados, fundamentalmente constructor y bancario, que tienen un mayor peso en el Ibex (sobre todo el bancario) y de ahí la caída de todo el mercado".

Respondiendo a un internauta sobre el derrumbe de hoy, aclara Natalia Aguirre que "si tomamos una muestra (Colonial, Metrovacesa, Fadesa, Urbis e Inmocaral), la subida promedio en 2006 fue del 132%, en 2005 del 68% y en 2004 del 32%. Estas revalorizaciones han llevado al sector a cotizar con una prima promedio del 20% sobre el valor neto de sus activos, por lo que las caídas en algunos casos son fundamentadas (habría que diferenciar por compañías) y además se intensifican por unos free floats en general muy reducidos".