Transporte por carretera

Continental empieza a recibir ofertas con el capital riesgo como favorito

La venta de Continental Auto por ACS echa a rodar. Esta semana se presentan las ofertas no vinculantes en un proceso en el que los fondos de capital riesgo se perfilan como el comprador favorito, con Doughty Hanson en cabeza.

Comienza la ronda de ofertas por el tercer operador de transporte por carretera en España, Continental Auto, propiedad de ACS. Esta semana se abre la primera fase de propuestas tentativas, como confirmaron diversas fuentes cercanas a la operación.

El banco francés de negocios Lazard es el intermediario en una operación que arranca finalmente casi tres meses después de que se conociera la decisión de ACS de deshacerse de esta filial, tal y como avanzó Cinco Días.

Con la venta, el primer grupo de construcción y servicios español logrará importantes plusvalías que puede destinar a incrementar su peso en Iberdrola, actualmente en el 12,44%, algo que tiene en mente. De esta forma, intenta que la participación final en la eléctrica no se vea diluida una vez que se materialice la compra de la escocesa Scottish Power.

ACS 26,05 2,64%

No hay calendario oficial para esta desinversión en la compañía de autobuses, pero el presidente de la constructora, Florentino Pérez, ya dejó entrever en la presentación de resultados del grupo el mes pasado que quiere tenerla cerrada este año. La venta puede sellarse antes de septiembre.

Dentro de un par de meses, tras analizar las primeras propuestas, ACS pedirá, a través de Lazard, una oferta vinculante a los candidatos preferidos.

La venta de Avanza, el segundo operador de transporte por carretera, en diciembre pasado fue el detonante para decidir sobre esta desinversión. De hecho, muchos de los interesados en aquella compra están preparando su oferta para ésta. Incluido el comprador de Avanza, el fondo británico de capital riesgo Doughty Hanson, que estaría en cabeza dado el firme interés mostrado en dicha adquisición.

La intención de este fondo pilotado por Francisco Gutiérrez Churtichaga en España, es ser número uno del sector. Unir Avanza (que controla Auto Res y La Sepulvedana) con Continental Auto (con Alsina Graells, entre otros activos) podría desplazar a Alsa, el líder actual. Este último está controlado por el grupo británico de transporte National Express, que la compró a la familia Cosmen.

Perfil industrial

El fondo competidor, el también británico Apax, ha mostrado asimismo su interés. Y no se descarta la participación de otros rivales como el estadounidense Carlyle, Bridgepoint o 3i.

Hacen números igualmente otras compañías de perfil más industrial, como First Group, el número uno en transporte en Reino Unido. Si bien, este interés podría haberse matizado después de invertir 3.700 millones de dólares en una gran compra en EE UU para hacerse con la empresa de autobuses escolares Laidlaw. La también británica National Express figura asimismo en las quinielas de interesados, junto a la francesa Keolis.

Caso aparte es el de FCC, que en su día se planteó pujar por Avanza aunque finalmente desistió. La constructora que controla Esther Koplowitz ha descartado rotundamente presentarse ni siquiera a la primera ronda de ofertas no vinculantes.

En cuanto al montante, las ofertas pueden rondar los 600 millones de euros. Avanza, que es el último referente, se vendió por una cantidad que rozó esa cifra.

El proceso se presenta a priori como una puja disputada, a juzgar por el interés de los participantes. ACS tiene claro que la sociedad debe valorarse convenientemente. En este marco, fuentes del sector apuntan que el capital riesgo parte como claro favorito para hacerse con esta compra.

Continental Auto tiene unas 11 concesiones, entre ellas la que explota Alsina Graells, con un fuerte peso en Cataluña y Andalucía. Continental facturó 94 millones en 2005 y logró un beneficio neto de 7,9 millones, según los datos del Registro Mercantil.

ACS compró esta empresa de autobuses en 1999 por 180 millones. Ahora puede venderla por tres veces más. Queda fuera de esta desinversión la otra pata de transporte, Continental Rail. Esta compañía ferroviaria ha sido la primera en empezar a transportar mercancías por tren el mes pasado.

Un sector con tendencia a la consolidación

Es tal el número de empresas que operan en España dedicadas al transporte de viajeros por carretera en autobús, que la suma de las cuotas de mercado de las tres primeras compañías del sector (National Express, Avanza y Continental Auto) apenas llega al 15% del total.

De hecho, según fuentes cercanas a la sociedad de capital riesgo Doughty Hanson, propietaria desde finales del pasado año de Avanza, tras la compra de la empresa de transporte española, la firma de inversión recibió numerosas ofertas de venta de distintas empresas españolas del sector. Y es precisamente en industrias atomizadas donde el capital riesgo sabe moverse mejor que la mayoría de sus competidores.

El conocimiento de las finanzas de los profesionales de estas firmas y el alto volumen de capital con el que cuentan los fondos con los que operan les permiten margen para realizar adquisiciones de empresas competidoras. Y al ser sectores tan atomizados, los organismos que velan por la competencia no ponen pegas a las operaciones.