Mercados

El Ibex 35 pierde un 1,11% y cede los 14.300 puntos

El Ibex 35, que ha iniciado la sesión con una caída de más del 2%, ha cerrado la jornada, marcada por la volatilidad, con una bajada del 1,1% hasta los 14.284 puntos. Al igual que el resto de los mercados europeos, el parque madrileño ha luchado hoy por recuperar parte de lo perdido en la negra sesión de ayer. La apertura al alza de Wall Street y las alentadoras declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sobre la caída de la vispera, han ayudado a moderar hoy en Europa los bruscos recortes vividos ayer.

Pese a la corrección del 1%, la Bolsa española marcó un récord histórico de contratación en un día, al superar los 14.500 millones de euros. Por su parte, el Indice General de la Bolsa de Madrid perdió un 0,75%, hasta las 1.589,88 unidades, y el Ibex Nuevo Mercado se dejó un 0,57% y hasta los 3.658,50 enteros. Ayer, el Ibex 35 recortó un 3,01%, el mayor descenso desde marzo de 2004, tras los atentados del 11-M.

En Europa, los principales mercados terminaron también el día con descensos generalizados. Londres perdió un 1,82%, seguida de Francfort (-1,53%) y París (-1,29%).

Entre los valores del índice español, los recortes de la jornada los lideró Sacyr Vallhermoso (-5,41%), por delante de Mapfre (-2,85%), Metrovacesa (-2,56%), Telefónica (-2,28%), Repsol YPF (-2,08%). En el lado positivo, los valores que mostraron un mejor comportamiento fueron REE (+3,30%) y NH Hoteles (+2,34%).

El optimismo de Bernanke

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ha afirmado hoy que los mercados "parecen funcionar bien" pese a la caída de las bolsas ayer en todo el mundo. En una comparecencia ante el Comité de Presupuestos de la Cámara de Representantes, Bernanke ha añadido que el banco central de EEUU vigila "estrechamente" el comportamiento de los mercados, así como de la economía.

Según Bernanke, la corrección bursátil no causará "cambios materiales" en las expectativas de crecimiento de la Reserva Federal para EEUU. Asimismo, Bernanke dijo que no cree que la turbulencia en los mercados se deba a un problema de liquidez, como han sugerido algunos analistas.

Mala jornada en Asia y volatilidad en EEUU

El Dow Jones Industrial sumaba a la apertura un 0,18%, hasta los 12.238,27 enteros, mientras que el tecnológico Nasdaq ascendía un 0,17%, hasta los 2.411,89 puntos. Quince minutos después, se invertía la tendencia y el Dow Jones de Industriales perdía 16,02 puntos, un 0,13%, hasta las 12.200,22 unidades.

Esta mañana, las señales negativas llegadas desde Asia empañaban la jornada. El indicador de la bolsa de Tokio ha cumplido los peores pronósticos y ha perdido el 2,85% de su valor; la bolsa de Seúl cerró con un fuerte descenso del 2,5%; el índice Kospi surcoreano perdió el 2,56%; y el índice de valores tecnológicos Kosdaq cedió el 1,73%.

El martes negro

La oleada de ventas que ayer recorrió los mercados mundiales se originó en China, donde el Gobierno anunció la creación de un grupo de trabajo que estudiará medidas contra la especulación. Los analistas esperaban una corrección general de los mercados, al alza desde hace meses, y varios factores se sumaron ayer para desencadenar las ventas. Tras la caída del 9,2% de China, se inició un efecto dominó, de Oriente a Occidente, que causó grandes recortes en todos los mercados.

La apertura de la sesión coincidió con la noticia sobre un atentado suicida en Afganistán contra la mayor base militar de Estados Unidos, en la que pernoctaba el vicepresidente norteamericano, Dick Cheney. Además, el precio del barril del petróleo está esta semana por encima de los 60 dólares cuando casi todo el año ha estado por debajo de los 55 dólares. Algunos datos de coyuntura, como el descenso del 7,8% en la demanda de bienes de consumo duraderos en Estados Unidos, apuntalaron la tendencia. De fondo, además, reverberaban aún las manifestaciones del ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, que ha predicho una recesión en la economía norteamericana a finales de 2007, frente a las previsiones oficiales de un crecimiento del 3% en dos años.

Consecuencia: Los mercados europeos cerraron con la mayor caída desde mayo del año pasado. Londres perdió un 2,3%, París un 3% y Francfort un 2,9%.

La Bolsa española, que había registrado el mayor crecimiento entre las plazas europeas en 2006 (un 37%) y seguía al frente en el arranque de 2007, fue una de las que tuvo una mayor caída ayer. El Ibex 35 perdió un 3%, el mayor descenso desde marzo.