Automoción

La industria del motor en Europa ha perdido 88.000 empleos en cinco años

No corren buenos tiempos para los trabajadores de la industria de la automoción europea. El empleo total ha pasado de 1,97 millones de puestos de trabajo en el año 2000 a 1,89 millones al final de 2005 (88.000), según la patronal europea de los fabricantes, Acea. En España se han eliminado el 3% de los empleos.

El empleo en la industria del automóvil en Europa 'declina ligeramente' en la UE, sin contar con las nuevas incorporaciones, según afirma la asociación europea de fabricantes de automóviles (Acea) en su informe económico más reciente. La necesidad de recortar los gastos fijos e incrementar la productividad se ha cebado con las plantillas de fabricantes y proveedores de componentes. El empleo en los 15 países que formaban parte de la Unión Europea antes de la última ampliación ha caído en un 4,4% desde 2000 hasta 2005. Actualmente, las empresas del sector emplean a 1,97 millones de personas.

Esta industria supone actualmente el 7% de los puestos de trabajo totales en la región. De estos empleos, el 40% está directamente empleado en la construcción de vehículos; el 60% restante, en la fabricación de chasis o componentes. Acea cifra el empleo indirecto en más de diez millones de personas.

Según la patronal europea de fabricantes de vehículos, esta disminución del nivel de empleo se explica por los 'significativos esfuerzos de reestructuración' que se están llevando a cabo en la región.

El empleo en el sector de la automoción supone el 7% del total de la Unión Europea

El empleo total en los 23 países que actualmente forman la UE, eso sí, ha logrado experimentar un crecimiento gracias a las incorporaciones. Los fabricantes instalados en el territorio de los nuevos miembros cuentan con un total de 382.284 empleados, lo que supone un alza del 62,1% con respecto a 2000. Su aportación, de hecho, logra compensar la merma en los restantes países. De este modo, el empleo total del sector del motor en la UE crece el 2,7% hasta 2,27 millones de puestos.

España no ha sido una excepción en esta tendencia decreciente del empleo. El tejido empresarial dedicado a la fabricación automóviles empleaba a 159.163 personas en 2005, el 7% del trabajo total de esta industria en Europa. España no es de las peores paradas. En el caso de Gran Bretaña, la industria de automoción ha destruido 51.000 empleos entre el año 2000 y el 2005. Alemania, en cambio, ha visto cómo se creaban 6.500 empleo en sus factorías. Y eso, a pesar de que los grandes artífices de los recortes han sido DaimlerChrysler y Volkswagen.

Optimismo de cara a 2007

Los fabricantes de coches, eso sí, se muestran relativamente optimistas de cara a este ejercicio. La mayor parte de las empresas estima que logrará incrementar la producción de vehículos, el beneficio e, incluso, el empleo, según una encuesta llevada a cabo por el diario británico Financial Times. Y eso, a pesar de que la reducción de emisiones de CO2 en los automóviles propuesta por Bruselas (descenso de 161 a 130 gramos por kilómetro recorrido en 2012) puede provocar un incremento en los precios de venta al público de hasta el 18% y lo que podría afectar a la demanda, según reconoció la propia Comisión Europea recientemente en un informe al que tuvo acceso Cinco Días. Eso sí, Acea cuenta con que los tipos sigan relativamente planos en países como España y descienda el desempleo, lo que contribuirá previsiblemente a animar las matriculaciones en los principales mercados europeos.

Seat planea 500 bajas

Seat se plantea, entre otras medidas, implantar un paquete de bajas incentivadas de carácter voluntario para reducir su plantilla en unos 500 trabajadores en un plazo aproximado de dos años, según informó Efe. La filial de VW podría ofrecer, además de bajas incentivadas, prejubilaciones y excedencias en condiciones todavía por negociar con los sindicatos tras constatar que se mantiene un excedente de plantilla con relación a la producción prevista para este año, que asciende a 409.000 turismos, y que la bolsa de horas, el principal mecanismo de flexibilidad laboral, vuelve a acercarse a su límite.

La actual plantilla, integrada por unas 15.000 personas, tiene capacidad para fabricar 480.000 unidades, cifra lejos de las de los últimos años: 406.000 vehículos en 2006, 385.000 en 2005 y 416.000 en 2004.

Seat presenta hoy sus resultados económicos correspondientes a 2006, tras perder 62,51 millones en 2005.