Mercados

Wall Street se olvida de las sesiones negras

Los mercados iniciaron una recuperación en 2003 tras el estallido de la burbuja tecnológica que se ha sostenido en los tres años posteriores. Ha sido la consecuencia de un fuerte crecimiento económico, de resultados empresariales y de tipos de interés bajos. Con ello, la confianza de los inversores que había quedado minada, ha ido mejorando, y el dinero ha regresado a la renta variable. Dicen los analistas, que todo lo bueno está ya descontado por las Bolsas, pero que la fuerte liquidez del sistema mantiene las revalorizaciones actuales.

Los mercados estadounidenses han avanzado menos que Europa en estos poco más de tres años; un 51% el S&P, y un 44% el Dow Jones. Mientras, el Euro Stoxx ha sumado el 83% y el Ibex, el 128%.

Sin embargo, la volatilidad en EE UU ha sido más suave. El S&P 500 ha encadenado 1.136 sesiones consecutivas (desde el 20 de mayo de 2003) sin perder un 2% o más, una racha única en la historia. Algo similar ha ocurrido con las subidas, que han sido limitadas. Y la secuencia también se ha producido en el Dow, que cotiza en récord.

'El mérito de que las Bolsas oscilen poco es de Alan Greenspan'

Caso aparte es el de los índices del Viejo Continente. Sufrieron descensos superiores al 3% en mayo pasado, paradójicamente por el temor a que se produjera una desaceleración en la economía estadounidense. No obstante, tras este paréntesis las subidas han sido sucesivas y algunas Bolsas como la española ha llegado a máximos históricos. Los índices de volatilidad en Europa y de Estados Unidos están asimismo en niveles récord, pero de bajos.

'La percepción del riesgo es menor que la de hace años, y eso, a su vez, está permitiendo la entrada de liquidez. Las Bolsas europeas llevan ocho meses consecutivos al alza y el S&P casi cuatro años sin caer más de un 2%. Podemos decir que estamos en una situación anormal. Vamos subiendo pasito a pasito, sin dientes de sierra, y eso hace que el inversor pierda miedo y deje de ser prudente. Está pasando como en la burbuja tecnológica, se compran muchos valores simplemente porque suben, no por razones fundamentales', comenta Jordi Padilla, de Atlas Capital.

El experto describe un mercado enrarecido, pero no percibe un cambio inmediato. 'Es muy difícil saber dónde está el parón, ya que el motor obedece a la entrada de liquidez. El momento de ahora puede ser el de calma antes de la tormenta'.

Javier Barrio, de BPI, alude otras razones para explicar las mínimas volatilidades. 'El S&P es un índice de poca oscilación; se tiene que dar una situación muy extrema para que caiga un 2%. Al margen de esto, lo cierto es que estamos en un buen momento económico a nivel mundial, con una recuperación sostenida. El inversor ve las caídas como oportunidades en el medio y largo plazo'.

El experto considera que en la estabilidad que disfrutan las Bolsas hoy ha jugado un papel importante Alan Greenspan, el antiguo presidente de la Reserva Federal de EE UU. 'La percepción sobre los tipos de interés es más estable. Antes las valoraciones sufrían cuando las políticas monetarias cambiaban en un par de meses. Creo que el mérito de que las oscilaciones hayan caído es de Greenspan', indica.

Por último, Eduardo Liñán, gestor de Inversis Banco, recuerda que 'la Bolsa es el activo más atractivo. No hay alternativa. Ha habido salida de inversión inmobiliaria y el mercado ha actuado como refugio'. El experto asegura que los PER, veces que el precio de la acción contiene el beneficio, 'siguen estando baratos porque los beneficios empresariales continúan creciendo'.

La Bolsa europea, más atractiva que la de EE UU

Las Bolsas europeas llevan tiempo subiendo más que las estadounidenses. Esto no quita que las preferencias de los inversores se inclinen aún a favor del Viejo Continente. 'Por valoraciones está más atractiva Europa', asegura Eduardo Liñán, gestor de renta variable de Inversis Banco.

Los PER, ratio que mide las veces que el precio de la acción contiene el beneficio, ratifican la declaración del experto. El del S&P y el del Dow Jones es de 17,94 y 20,93 veces, en base a las estimaciones de beneficio de 2007. El del Euro Stoxx 50, llega a 13,22. El PER de los principales índices, del Dax, el Cac y el Ibex, es de 14,60, 15,24 y 13,22.

'Pensamos que en Europa hay ligeramente más atractivo que en Estados Unidos. Esto obedece al movimiento de recuperación económica, que le deja más margen de valoración. También los beneficios empresariales están muy fuertes', explica Joan Navarro, de Banco Urquijo. 'Nosotros para 2007 hemos bajado el peso en la Bolsa española en favor de EE UU porque ya está algo más ajustada', añade.

Esta semana Eurostat confirmó que el PIB creció en Europa en el pasado año el 2,7%, lo que refleja el mayor ritmo de crecimiento desde 2000. Jean-Claude Trichet, presidente del BCE, dijo el jueves que sigue estrechando la vigilancia sobre los riesgos inflacionistas. Los mercados tienen asumido que subirá tipos en marzo.