Finanzas

BBVA está dispuesto a vender su cartera industrial para comprar bancos

BBVA cerró el año con un beneficio de 4.736 millones, tras ingresar casi 3.000 millones por la venta de su participación en BNL, Repsol y Banc Internacional d'Andorra, lo que le supuso unas plusvalías de 1.157 millones. Durante el año invirtió 3.071 millones en EE UU y China. BBVA dice que está dispuesto a vender sus participadas para comprar un banco.

BBVA está dispuesto a vender su cartera industrial para comprar bancos
BBVA está dispuesto a vender su cartera industrial para comprar bancos

BBVA mejoró su beneficio el pasado año un 24,4% al obtener 4.736 millones de euros. BBVA Bancomer, su filial mexicana, volvió a ser el gran protagonista al ganar 1.552 millones, lo que supone un crecimiento respecto al ejercicio anterior del 30,3% y representa un tercio del total de las ganancias del grupo, como recalcó ayer Francisco González, presidente de BBVA.

En total, América obtiene 2.284 millones de euros, también con un crecimiento del 30,5%, gracias al aumento del negocio derivado por la mayor bancarización de la población de América del Sur y México.

La banca minorista en España, y en mucha menor medida en Portugal, sumó unos resultados de 1.498 millones, el 13,8% más. Otra pata del negocio, la banca mayorista, sin embargo, se va acercando cada vez más a la división comercial española, al crecer en el año el 47% y aportar 1.282 millones de euros.

González asegura que el banco 'va a estar en más sitios este año'

BBVA 5,78 -0,81%

González y el consejero delegado del banco, José Ignacio Goirigolzarri, resumieron el ejercicio como 'el mejor' de la historia del grupo, gracias al 'fuerte aumento' de los volúmenes de negocio y los ingresos más recurrentes.

El grupo también realizó durante el ejercicio ventas importantes de su cartera para poder abordar nuevas compras y cubrir dotaciones extraordinarias. Ingresó 2.962 millones, de los que 1.157 fueron plusvalías.

Con estos fondos el banco pagó sus inversiones en Texas, donde compró dos pequeños bancos, y adquirió el 5% del chino Citic y un 15% de Citic International de Hong Kong (ambos del mismo grupo), por 1.000 millones de euros.

Además, durante el último trimestre realizó saneamientos extra por 775 millones de euros. De ellos, 544 millones corresponden al coste de prejubilar el pasado año a 1.850 empleados, y 457 millones se destinaron a cubrir el impacto negativo que le ha supuesto al grupo la nueva normativa del impuesto de sociedades.

En 2007, los analistas ya han hecho sus números. Esperan que el banco gane 5.455 millones, el 15,1% más, según el consenso del mercado. Mientras, el presidente de la entidad confía en que 2007 'sea un año histórico para nosotros'. BBVA celebra su 150 aniversario, lo mismo que Santander.

González afirmó que para este año 'vamos a estar en más sitios y va a ser el año de la innovación', aunque no quiso dar muchos más detalles 'para no dar pistas al enemigo', bromeó el banquero.

Reconoció que aborda constantemente a numerosos bancos para intentar comprarlos, 'tantos que ya ni me acuerdo (en referencia al italiano Monte dei Paschi di Siena, entidad sobre la que se ha especulado el posible interés de BBVA)' dijo. Y añadió: 'buscamos continuamente oportunidades de inversión'. Quiere crecer en Europa, Estados Unidos y Asia. En este último continente piensa duplicar este año su inversión en el chino Citic. En el resto de las regiones no facilitó más pistas. Sólo que si encuentra una oportunidad el banco vendería su cartera industrial, valorada en casi 7.400 millones, para comprar un banco. Todas sus participaciones industriales son financieras.

'La venta de Iberdrola tenía restricciones'

El presidente de BBVA insistió ayer en que la participación que mantiene el banco en Iberdrola, que asciende actualmente al 5,17%, no es estratégica y que su intención es desprenderse de ella cuando se presente una oportunidad de 'crecimiento no orgánico' para la entidad.

Francisco González explicó que BBVA optó por realizar una ampliación de capital de 3.000 millones de euros en vez de vender sus acciones en la eléctrica el pasado mes de noviembre porque esta última posibilidad 'estaba sujeta a restricciones'.

Pero eso no significa que ocurra lo mismo en el futuro. 'Es una participación financiera. No está en nuestro objetivo ampliarla. No sabemos cuánto tiempo vamos a estar en referencia al capital de Iberdrola', explicó.

Además de Iberdrola, BBVA aún cuenta con un 5,5% en Telefónica y con el 7,03% de Iberia. En total, la cartera de participaciones industriales y financieras de la entidad tenía a finales del pasado diciembre un valor de mercado de 7.387 millones de euros. Las plusvalías latentes de esta cartera ascienden actualmente a 4.000 millones de euros.

El presidente justificó, además, la última ampliación en la necesidad de la entidad de captar capital y mejorar sus ratios de solvencia, después de haber mantenido un ritmo de crecimiento 'tan rápido'. El core capital (capital básico) está situado en el 6,2%. Añadió que, de momento, BBVA no tiene previsto acometer otra operación de este tipo a corto plazo.

El horario actual de oficinas es 'inviable' en un futuro

González calificó de 'inviable' el horario actual de apertura de las oficinas bancarias. Su objetivo es ampliarlos para 'adaptarlos a las necesidades de los clientes'. Explicó que BBVA debe ir hacia 'un modelo mucho más abierto de atención al público' si quiere seguir siendo una entidad competitiva, aunque reconoció que la prolongación de horarios 'cuesta dinero y no se puede hacer de un día para otro'. El presidente cree que hay que ir hacia una 'atención rápida y cercana de los clientes en el sitio y momento oportuno', como ya ocurre en todas las empresas de distribución. Y recordó que las oficinas de Dinero Express, especializadas en inmigrantes, ya abren hasta las 22:00 horas y fines de semana. Para ello, BBVA combinará la atención en las sucursales con internet.

Pierde otros 120.665 accionistas y paga 0,637 euros de dividendo

BBVA siguió perdiendo accionistas el pasado ejercicio, al cerrar con 864.226, lo que supone un descenso del 12,25% frente a los 984.891 con que contaba en 2005. 'Se trata de pequeños accionistas. No es un tema prioritario para nosotros. Muchos proceden de las privatizaciones y no tenían una relación histórica con la entidad, sino ocasional', señaló González. Además de los particulares, unos 350 son institucionales y los restantes corresponden a la división que tiene el banco de grandes accionistas, que cuenta con un 10% del capital. El presidente afirmó que no existe ninguna intención de crear un núcleo duro que proteja a BBVA ante posibles operaciones hostiles. La entidad pagará un dividendo de 0,637 euros con cargo a 2006, un 20% más. La acción de BBVA cayó ayer un 0,9%

La entidad considera que el tamaño de su red es adecuado

La entidad da por culminado el plan de expansión que inició hace tres años en España. 'Tenemos las oficinas que queremos y donde queremos', afirmó ayer Francisco González. BBVA ha abierto un total de 500 oficinas, hasta alcanzar las 3.635 actuales, y considera que éste ya es el tamaño adecuado de su red.

Otras entidades financieras, sin embargo, han vuelto a anunciar la puesta en marcha de nuevos planes de crecimiento en España. Este es el caso de La Caixa y Caja Madrid, que tienen previsto abrir otras 800 y 300 sucursales, respectivamente, de aquí a 2010. También Santander y Banco Popular contemplan nuevas aperturas en los próximos años. En total, BBVA tiene ahora 7.585 oficinas, de las que más de la mitad se encuentran ubicadas en América.