Siderurgia

Mittal aumenta la inversión comprometida en Asturias

El presidente del gigante siderúrgico Arcelor Mittal, el millonario anglo-indio Lakshmi Mittal, adelantó ayer que el grupo realizará inversiones adicionales de hasta 19 millones de euros para mejorar las instalaciones de la empresa en Gijón y que potenciará el desarrollo de políticas de I+D+i en Asturias.

Mittal hizo este anuncio durante la visita que realizó ayer a España, que inició con sendas entrevistas con el Rey Juan Carlos y con el ministro de Economía, Pedro Solbes, y que incluyó una visita a las plantas asturianas, donde también se reunió con los representantes de los trabajadores.

En rueda de prensa, el presidente de Arcelor Mittal explicó que las nuevas inversiones irán destinadas a mejorar la capacidad del grupo en el negocio de productos planos en la factoría de Gijón. En concreto, la firma prevé dedicar unos nueve millones a una instalación de endurecimiento de cabeza de carril, y una cantidad que puede oscilar entre nueve y diez millones para introducir mejoras en el tren de fabricación de alambrón con el fin de lograr un producto de alta calidad y unos niveles de competitividad similares a los que tiene el grupo en la planta de Duisburgo (Alemania), su referente para este tipo de producción.

ARCELORMITTAL 24,02 -1,96%

Asimismo, y dentro de sus planes para potenciar el centro de desarrollo tecnológico que tiene en Avilés, la empresa ha llegado a un acuerdo con el Principado de Asturias para crear un fondo conjunto de impulso a la I+D+i, con una aportación inicial de 100 millones, pagada a partes iguales por Arcelor Mittal y el Gobierno asturiano.

Por otro lado, los sindicatos UGT, CC OO y USO, trasladaron al presidente del grupo la necesidad de 'clarificar' la situación de la siderurgia asturiana y garantizar la viabilidad de sus factorías. Fuentes sindicales explicaron que Mittal expuso cómo veía la situación global y les pidió 'unidad' para lograr los objetivos de la compañía, informa Efe.

Los representantes de los trabajadores le trasladaron su 'inquietud' por el futuro de la empresa y le pidieron que acometa las inversiones comprometidas en las factorías asturianas.