Actualidad

Rajoy pide a Zapatero una "explicación solemne" en el Congreso sobre la política antiterrorista del Gobierno

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha reclamado hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que explique "de manera solemne" en el Parlamento cuál va a ser su política antiterrorista tras el atentado cometido el pasado sábado por ETA en el aeropuerto de Barajas. Rajoy ha presidido hoy una reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo del PP para analizar las consecuencias del útimo ataque de la banda terrorista.

"Pedimos al Gobierno que nos explique qué es lo que ha ocurrido y sobre todo qué es lo que quiere hacer en el futuro", ha dicho el líder de los populares. Sobre la iniciativa del Gobierno de impulsar un pacto antiterrorista que incluya a todas las fuerzas políticas, Rajoy se pregunta "sobre qué quiere pactar" el Ejecutivo y ha criticado que "estamos subidos en un barco en el que no hay timonel".

A su juicio, del pleno del Congreso deben salir cuatro ideas: ETA debe perder toda esperanza de que va a recibir "algún precio" por dejar de matar; Batasuna no podrá ir a las municipales mientras la organización terrorista no se disuelva; el Fiscal General del Estado recibirá instrucciones del Gobierno para instar a la aplicación de la "máxima contundencia"; y el respaldo de Gobierno y oposición a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Visita a la 'zona cero'

Antes de la reunión, Rajoy ha visitado el aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Barajas donde tuvo lugar el atentado. El líder del PP ha recorrido la zona devastada por la explosión de la furgoneta bomba, acompañado de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y del alcalde de la ciudad, Alberto Ruíz-Gallardón. Después, han visitado a los familiares de Diego Armando Estasio y Carlos Alonso Palate, los dos ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana desaparecidos tras la explosión.

Rajoy se ha adentrado en la zona cero del atentado en compañía de personal del cuerpo de Bomberos, Samur/Protección civil, Policía Científica y AENA, a quien ha trasladado su "orgullo" por el trabajo que realizan. Según ha explicado, los esfuerzos de los servicios de emergencia se centran ahora en localizar a los cuerpos de los dos jóvenes desaparecidos. Sin embargo, el fuego que provocó la explosión de la bomba en el aparcamiento -con temperaturas de mil grados- y el deplome de las cuatro plantas han llevado a las autoridades a perder toda la esperanza de hallar con vida a los dos ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana desaparecidos.

El estallido de la furgoneta-bomba provocó el derrumbamiento de una parte del módulo D de la T-4 donde unos 600 vehículos quedaron enterrados y convertidos en chatarra tras la deflagración.