_
_
_
_
_
Seguros

Axa suma a su plantilla a 25 ejecutivos de Winterthur

El organigrama está listo. Axa ha definido cuál será su estructura en España tras incorporar la plantilla de Winterthur. La filial del grupo francés contará con 66 ejecutivos de rango medio. De éstos, 37 provendrán de la casa, 25 de Winterthur y cuatro quedan pendientes de designación.

Axa ya tiene claro quiénes serán sus oficiales tras fusionarse con Winterthur. El comité ejecutivo de la filial española constará de seis ramas tras la operación. Dos estarán ocupadas por antiguos directivos de Winterthur, otras dos por gente de Axa España y el par restante por ejecutivos provenientes de París.

Al frente de la división de oferta se encontrará Hipólito de la Cruz, Juan Manuel de Castro se ocupará de la distribución y Elie Sisso supervisará el servicio al cliente. Las finanzas estarán a cargo de Nicolás Eybalín, los recursos humanos serán responsabilidad de Ramón del Caz y, por último, José Manuel Soaz velará por la buena marcha del área de tecnologías de la información.

Incluyendo a estos seis directivos, Axa contará con 66 mandos intermedios de los que 37 provienen de la casa y 25 de Winterthur. Cuatro departamentos están todavía pendientes de ser asignados.

En porcentajes, esto supone que un 37,88% de los ejecutivos de la nueva compañía provendrán del grupo suizo. Una proporción similar a la aportación que supondrá Winterthur para el negocio. Juntas, las dos aseguradoras facturaron el pasado año 3.359 millones de euros en primas de seguro directo. De esta cantidad, un 40,38% corresponde a la compañía helvética.

Las divisiones más paritarias son las de distribución y ventas, tecnologías de la información así como el equipo que asesora directamente al consejero delegado. Estas áreas cuentan con igual número de miembros de cada compañía.

En las restantes secciones se imponen los cuadros provenientes de Axa. Es el caso de las divisiones de oferta (6 empleados de la francesa por 5 de la suiza), servicio al cliente (4 a 2) y recursos humanos (5 a 2).

Por encima de estos directivos se sitúan el presidente, Jean Raymond Abat, y el consejero delegado, Javier de Agustín. El primero mantiene el control directo del departamento de asesoría jurídica y de la Fundación Axa. Mientras, De Agustín se ocupa de departamentos como la secretaría general, auditoría, comunicación, estrategia y logística.

Axa considera que todavía es pronto para hablar del impacto de los reajustes de plantilla. El grupo francés cuenta con 2.432 empleados en el país y Winterthur con 1.700. Para canalizar el proceso se han formado 16 comités, uno por línea de trabajo (por ejemplo, marketing, recursos humanos, distribución...).

Desde la compañía insisten en que el punto de partida es 'integrar lo que hay de bueno, sin tener en cuenta si viene de una compañía u otra porque, a veces, no será posible una tercera vía y habrá que aceptar la fórmula que ha demostrado que funciona'.

El pasado octubre, el grupo anunció que repartiría sus servicios centrales entre Barcelona -sede de Winterthur- Madrid y Bilbao -ciudades de las oficinas centrales de Axa-.

La aseguradora francesa dio a conocer la compra del grupo suizo en junio, pero no ha hecho efectivo hasta el pasado viernes el pago de 7.600 millones de euros acordados con el anterior propietario, Credit Suisse.

Un ahorro de 80 millones de euros al año

Axa ha hecho sus cuentas. El grupo espera que los gastos derivados de integrar Winterthur en España asciendan a 100 millones de euros. La compañía necesitará tres ejercicios para amortizar esta cantidad.Sin embargo, la aseguradora también ha calculado el ahorro de costes que logrará una vez haya culminado el proceso: 80 millones de euros por ejercicio.La firma espera cerrar 2007 con unos beneficios próximos a los cien millones de euros, 'en línea con los resultados de los tres últimos años'.Para 2012, Axa se ha propuesto duplicar su facturación por primas y triplicar sus ganancias. Para ello, buscará mantener una oferta de producto innovadora, aprovechar las peculiaridades de cada canal de distribución y diferenciarse a través de la calidad en el servicio. La aseguradora aspira a desarrollar un modelo de negocio 'que permita cada año dar más por menos' y se ha marcado crear una cultura única de trabajo que 'conserve las mejores prácticas de Axa y Winterthur'.Con la adquisición de la helvética, el grupo francés casi duplica su tamaño y se convierte en la segunda aseguradora de España con una facturación de 3.359 millones en primas y 3,85 millones de clientes. A pesar de ganar dos posiciones en la clasificación, todavía se encuentra a cierta distancia de Mapfre, líder del sector con un volumen de negocio de 6.912 millones en 2005.Con el nuevo año Axa estrenará, además, una nueva estructura legal. 'Para simplificar el entramado corporativo se constituirá una sociedad holding de la que dependerán varias compañías subsidiarias'. Habrá una filial dedicada al negocio de vida y otra al de no vida, así como una entidad especializada en seguro directo, otra en salud, una gestora de pensiones y una agencia de valores.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_