Normativa

Menos transparencia en el mercado de deuda

La Comisión Europea está preparando un plan para proporcionar una mayor protección a los inversores en el mercado europeo de deuda, pública y empresarial, que mueve unos 12.000 millones de euros al año. Sin embargo, a lo largo de la tramitación del texto Bruselas ha cedido ante los mayores bancos del mundo y ante el regulador financiero británico, no dotará a este mercado de la transparencia en precios de la que gozan las Bolsas.

La Comisión indicó que permitirá a los operadores de estos mercados vigilarse a sí mismos, en lugar de exigirles los mismos datos sobre la negociación de bonos que sobre renta variable, tal y como constaba en sus intenciones iniciales. La UE se topó con el supervisor del mercado británico, la Financial Services Authority (FSA), dirigida por John Tiner, que se opone a toda norma que exija a los bancos facilitar los precios en curso o los de los valores que compran y venden. 'Altos niveles de transparencia no son siempre beneficiosos para los usuarios del mercado', dijo en una carta del 15 de septiembre la FSA, que supervisa el 70% de la operativa internacional de bonos.

'Nos gustaría que hubiera una mayor transparencia. No se fija ningún precio oficial en ningún momento, y los que tienen esa información la guardan celosamente', afirma James Gledhill, gestor de New Star. Cuando EE UU hizo que los bancos e intermediarios facilitaran los precios de los bonos, en 2002, las comisiones por operar bajaron un 50%.

Ley de opas

El PSOE ha introducido una enmienda al proyecto de ley de opas en la que establece que la adopción de blindajes sin pasar por la junta permitida por el principio de reciprocidad sólo se podrá aplicar a las sociedades que no tengan su domicilio social en España.