Opa

El Gobierno irá a Luxemburgo si la CE recurre el dictamen total de Eon

El Gobierno cree que la rebaja de las condiciones de la CNE a Eon, a la que permitirá comprar todos los activos de Endesa, es un gesto suficiente para Bruselas que, en todo caso, podría recurrir tres o cuatro de las condiciones menores que se mantienen. Si no es así y la CE denuncia todo el dictamen, España dará su batalla en Luxemburgo. Dicho dictamen obliga a Eon a comprar carbón nacional para las plantas de Endesa y a mantener las filiales insulares Unelco y Gesa.

La suerte está echada. El Gobierno anunció el sábado las modificaciones al dictamen de la CNE en el que aprobó con 19 condiciones la opa de Eon sobre Endesa. De esta manera, daba respuesta a los cinco recursos de alzada presentados por las empresas afectadas contra dicha resolución. La decisión sirve también de respuesta a la Comisión Europea, que ha declarado ilegales todas las condiciones y ha abierto un expediente a España. A la vista de que las condiciones más onerosas, las relativas a la venta de los activos estratégicos de Endesa a la alemana, han sido levantadas, el Ejecutivo considera que Bruselas debe darse por satisfecha.

En este sentido, fuentes cercanas al Ejecutivo entienden que la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, sólo tiene argumentos sólidos para denunciar ante el tribunal de Luxemburgo tres o cuatro de las condiciones que el Gobierno mantiene. Entre ellas, la potestad de la CNE para revisar y autorizar en el periodo de 10 años la venta de más de un 50% de Endesa a un tercero (medida similar a la protección que el Gobierno alemán tiene sobre Ruhrgas, filial de Eon); las condiciones de tipo financiero (mantener un determinado ratio de endeudamiento y los límites al reparto de dividendo), así como las obligaciones de inversión en los activos regulados de Endesa.

Si el recurso de Bruselas se centra en algunas de estas condiciones menores, España se limitaría a defenderse de una denuncia que, como otras muchas, mantiene la Comisión Europea en Luxemburgo contra los países miembros. Un escenario muy distinto se presentaría si, en línea con la beligerancia mostrada por Kroes contra España (denunciada, incluso, en medios alemanes), la comisaria decidiera llevar al tribunal de la UE todo el dictamen modificado de la CNE. En este caso, según las mismas fuentes, España daría su particular batalla con su propio recurso contra la resolución comunitaria que declaró ilegal la decisión de la CNE.

ENDESA 18,28 -1,27%

El Gobierno ha eliminado seis de las 19 condiciones del regulador: además del veto a la venta de activos, la revocación del permiso que se arrogaba la CNE en el caso de que la alemana incumpliera las condiciones. Sin embargo, los activos estratégicos (centrales nucleares, de carbón nacional y los sistemas extrapeninsulares) no se entregan del todo 'gratis' a Eon. Así, en el caso de las plantas de Teruel y As Pontes, Eon está obligada a alimentarlas con carbón nacional, siguiendo las directrices del plan de la minería del carbón. En el caso de las nucleares que Endesa comparte con Iberdrola y Fenosa, debe mantener la actual estructura societaria (son agrupaciones de interés económico) y respetar la normativa nuclear española, como la relativa a la gestión de residuos radiactivos. Finalmente, en cuanto a los sistemas de Canarias y Baleares, se exige a Eon que, en cinco años, mantenga las filiales de Endesa (Unelco y Gesa) sin que se integren en la matriz. De esta manera, el regulador podrá controlar la contabilidad de estos sistemas.

El Gobierno considera que su resolución, aunque rebaja las condiciones a Eon, salva el real decretoley 3/2006 que amplía la potestad de la CNE, pues aquélla no invalida el informe de sus servicios técnicos. 'Una norma es siempre interpretable, y así lo hizo el consejo de la CNE', añaden.

De los cinco recursos presentados contra el dictamen, el Gobierno ha inadmitido el de Gas Natural y el de una asociación de accionistas de Endesa, y ha dado respuesta al de Eon y Endesa (ésta se adhirió en el periodo de impugnaciones al recurso de la alemana) y con ella al de Iberdrola, que, al igual que la gasística, se opone a la autorización a Eon. Iberdrola, como Gas Natural, estudiarán esta semana si continúan en la Audiencia.

Esta semana también será clave pues, de aceptar la decisión definitiva del Gobierno, Eon, podría presentar el folleto de su opa ante la CNMV.

La alemana provoca un apagón en Europa

El Gobierno alemán atacó ayer con dureza a Eon por el apagón que en la noche del sábado dejó sin suministro eléctrico a 10 millones de europeos en ocho países: desde el sur de Alemania, Francia, Bélgica, hasta España, Italia, Austria, Holanda y Portugal. También pudo afectar a países del norte de África. Según todos los indicios, y según reconoció la propia Eon, el apagón se pudo producir por 'la desconexión con carácter preventivo' de una red de alta tensión en el río Ems, en la Baja Sajonia, informa Efe.

A diferencia del resto de Europa, en Alemania, existe una integración vertical de las distintas actividades eléctricas por parte de las empresas y Eon es el grupo que gestiona la red de transporte (alta tensión) de la franja central del país. Tras el suceso, el ministro de Economía alemán pidió un informe detallado a Eon sobre lo ocurrido y anunció que tomará medidas tras la investigación. Otros altos cargos del Gobierno criticaron a la compañía por la falta de inversiones y le pidieron que 'avance en el trazado de líneas con más capacidad y más seguras'.