Parlamento

Los Presupuestos saldrán hoy adelante con el rechazo de las enmiendas globales

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, está tranquilo. El portavoz del Grupo Socialista, Diego López Garrido, le aseguró ayer que cuenta con mayoría suficiente para sacar adelante los Presupuestos de 2007 en el debate de las enmiendas a la totalidad que se celebrará hoy en el Congreso. El PNV, IU y, quizá, CiU, serán los principales soportes del Gobierno en este trámite parlamentario, a la espera de que ERC se sume al acuerdo después de las elecciones catalanas del próximo noviembre.

El Gobierno tenía ya descontado un cierto desenganche de Esquerra Republicana y de Convergència i Unió en el debate de hoy debido a su inclinación a sacar pecho en plena campaña electoral catalana. Sin embargo, una cosa es la apariencia y otra la realidad. Tanto es así que CiU se ha comprometido a echar una mano al Gobierno retirando su enmienda de totalidad a los Presupuestos en caso de que el proyecto de ley corriera el riesgo de ser devuelto al Consejo de Ministros. Lo cierto es que no le conviene retratarse con el PP en la misma votación, por lo que al final puede optar por la abstención. En todo caso, no haría falta porque el Partido Nacionalista Vasco se plantea retirar su enmienda de totalidad, Izquierda Unida no apoyará en ningún caso el resto de las enmiendas que queden vivas y la mayoría del Grupo Mixto socorrerá al Gobierno haciendo posible también el rechazo de dichas enmiendas. Solbes ayer estaba tranquilo.

Al no tener texto alternativo, las enmiendas deberían votarse en buena lógica de forma conjunta. No obstante, la decisión final la tomará hoy la Junta de Portavoces. Si se diera el caso de una votación separada, las cosas serían todavía más fáciles para el Gobierno porque ningún grupo apoyaría la del PP y tanto ERC como CiU, rivales en Cataluña, tampoco se darían apoyo mutuo.

Pasado el escollo de hoy, el Grupo Socialista confía en ampliar la mayoría parlamentaria después de las elecciones catalanas, cuando a CiU y a ERC les interese más la negociación sobre partidas concretas de los Presupuestos que su imagen electoral. Así se lo han hecho ver al PSOE y al propio vicepresidente económico representantes de ambos grupos parlamentarios en un reconocimiento implícito de que a corto plazo se mueven por reflejos puramente electorales.

Negociación del cupo vasco

El PNV negoció ayer con el PSOE la retirada de su enmienda a los Presupuestos sobre la base de que el Gobierno debe ser más flexible en el cálculo del dinero que debe pagar el País Vasco al Estado durante 2007 y en los criterios de revisión para los cuatro años posteriores. La nueva Ley Quinquenal del Cupo debe ser pactada entre los nacionalistas vascos y el Gobierno antes de fin de año para permitir su entrada en vigor el próximo enero.

Este ha sido el tema central de la negociación entre las dos partes, más incluso que la partida destinada a infraestructuras, que sí fue objeto de la máxima atención en las conversaciones que las dos partes mantuvieron para sacar adelante los Presupuestos del Estado ahora vigentes. Este diálogo hizo posible el inicio de las obras de la 'Y vasca', un trazado ferroviario de casi 200 kilómetros cuyo fin es unir las tres capitales de esta comunidad. Los Presupuestos de 2006 han incorporado 170 millones para esta obra.

En el caso de IU, la percha que ha permitido a la coalición pasar de la enmienda de totalidad a los Presupuestos a la abstención ha sido el aumento en 100 millones de la partida destinada a fomentar las políticas de igualdad y al plan de acogida e integración de inmigrantes.

Calendario negociador

El próximo 7 de noviembre, una semana después de celebradas las elecciones catalanas, concluye el plazo para que la comisión de Presupuestos del Congreso emita su dictamen con todas las enmiendas al articulado del proyecto de ley presentadas por los diferentes grupos parlamentarios. Para entonces, el Gobierno espera contar con el respaldo de ERC y CiU a los Presupuestos.