Tasas de interés

China sube el precio del dinero para enfriar el elevado crecimiento de su economía

China elevó el viernes las tasas de interés del yuan por segunda vez en cuatro meses. El Banco Popular de China, organismo monetario del país, ordenó un incremento de 27 puntos básicos en las tasas referenciales a un año para los depósitos y los créditos en los bancos comerciales.

Así, la tasa de los depósitos a un año se sitúa en un 2,52%, mientras que la tasa para los créditos está en un 6,12%.

El objetivo de Pekín es detener un crecimiento que, impulsado por la inversión y las exportaciones, puede provocar tensiones inflacionistas y sobreproducción. En el segundo trimestre, la economía china se aceleró un 11,3%, el mayor crecimiento de la última década. Para muchos economistas, China seguirá con su política de subir los tipos ya que para una economía que crece casi el 15% en términos nominales, el dinero sigue siendo demasiado barato.

Mano dura del Gobierno

El objetivo de frenar el crecimiento se ha impuesto en todos los niveles de la Administración. Esta semana, tres altos funcionarios de Mongolia Interior fueron castigados por invertir fondos estatales sin la autorización del Gobierno central.

Las reprimendas públicas no son frecuentes en China, por lo que, según Shai Oster de The Wall Street Journal, es una muestra de la importancia que el gobierno otorga a la reforma económica.