Fondos de inversión

Los inversores retiran dinero de los fondos por segundo mes consecutivo

Los inversores han emprendido la retirada. La incertidumbre en los mercados de las últimas semanas ha inclinado a muchos ahorradores a retirar su dinero de los fondos de inversión, lo que ha provocado reembolsos netos en el conjunto del sector por segundo mes consecutivo. La industria española no experimentaba dos meses seguidos de salidas desde septiembre de 2002.

Los inversores más conservadores, lo que más aversión tienen al riesgo, han sido los que en mayor medida han optado por reembolsar sus ahorros. Al menos ése es el dibujo que pintan los últimos datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco) en un avance correspondiente al mes de julio. Según este informe, durante el mes que ahora termina se han producido reembolsos netos de dinero (suscripciones menos reembolsos) en los fondos por valor de 607 millones de euros.

Esta cifra se suma a los 427 millones que salieron del sector durante el mes de junio, con lo que son dos meses consecutivos de reembolsos los que han sufrido las instituciones de inversión colectiva. Después de un trienio extraordinario, los fondos viven su peor racha desde septiembre del año 2002, la última vez que se produjeron dos meses consecutivos de reembolsos.

El detonante de las salidas de dinero ha sido la incertidumbre en la que han vivido los mercados en los últimos dos meses, y que provocó una abrupta caída de las Bolsas entre mediados de mayo y de julio. El temor a subidas de los tipos de interés oficiales por parte de los bancos centrales, capaces de frenar el crecimiento económico, la subida del precio del petróleo y la escalada bélica en Oriente Próximo son algunos de los factores que explican el aumento de la prima de riesgo que ha experimentado el mercado.

Los reembolsos del mes de julio se han concentrado en las familias de corte más conservador. Las mayores salidas se han producido en los fondos monetarios y de renta fija, que suman 495 millones de euros. Otros 93 millones de euros han salido de los fondos garantizados, debido probablemente al vencimiento de productos que no han sido renovados. El miedo de los inversores se percibe sobre todo en las categorías mixtas, utilizadas por los inversores conservadores que asumen un poco de riesgo invirtiendo parte de la cartera en Bolsa. Los fondos de renta fija y renta variable mixta internacional han sufrido salidas por valor de 38 millones, mientras que los fondos globales, un cajón de sastre en el que se integran los fondos de gestión alternativa, han experimentado reembolsos por valor de 69 millones.

Los inversores más arriesgados han optado por mantener sus apuestas, lo que explica que los fondos de renta variable hayan registrado suscripciones netas por valor de 28 millones de euros. Este hecho y la subida reciente de la Bolsa, un 6,5% desde el 18 de julio, explican que el patrimonio de los fondos se haya mantenido en torno a los 252.000 millones de euros. Sin embargo, sigue lejos del máximo histórico que alcanzó en abril en los 255.154 millones.

Los emergentes pierden 13 puntos de rentabilidad

La corrección que han sufrido los mercados de valores desde mediados de mayo se ha cebado en los activos de mayor riesgo, como las empresas de pequeña capitalización o los mercados emergentes. Cuando crece la incertidumbre -la prima de riesgo del mercado-, son lo primero que venden los inversores, que se refugian en valores de capitalización elevada y en activos de renta fija.

Los fondos de renta variable emergente han notado esta huida del riesgo. A finales del mes de mayo la rentabilidad obtenida en los 12 meses precedentes era del 37% y en junio del 34%. En julio el descenso de las Bolsas emergentes ha reducido la ganancia a un 21,26%, es decir, 13 puntos porcentuales menos que lo acumulado hasta finales de junio.

La familia de los emergentes sigue siendo, sin embargo, la categoría de fondos más rentable en el último año. Entre julio de 2005 y julio de 2006 hay tan sólo una familia de fondos en pérdidas medias ponderadas, la de renta fija internacional, cuya minusvalía asciende al 0,9%.