Inmobiliario

El grupo Reyal lanza una opa sobre Urbis por 3.317 millones

El grupo inmobiliario Reyal lanzó el viernes una oferta de compra sobre el 100% de su rival Urbis a un precio de 26 euros por acción, 3.317 millones de euros. Reyal, que se convierte con la operación en una de las primeras inmobiliarias españolas, ha logrado el compromiso irrevocable de venta del primer accionista de Urbis, Banesto, con el 50,2%.

El banco presidido por Ana Patricia Botín logrará con la operación unos ingresos de 1.667 millones de euros y unas plusvalías de 1.200 millones. Banesto, con el 50,267% de Urbis, ha otorgado su compromiso irrevocable de transmitir su participación a Reyal al precio acordado (26 euros por acción) 'así como a no aceptar ofertas competidoras', según comunicó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El grupo Reyal, presidido por Rafael Santamaría, se convierte con la compra de Urbis en una de las primeras inmobiliarias españolas, compitiendo con Metrovacesa, Colonial y Fadesa. La oferta comunicada por Reyal está condicionada a la aceptación del 50,267% del capital de Urbis, el mismo porcentaje que controla Banesto, con lo que prácticamente se ha asegurado el éxito de la operación.

El segundo mayor accionista de Urbis es el grupo ACS, con el 24,5% según indicaron ayer fuentes de la compañía; la empresa presidida por Florentino Pérez no explicó el viernes si acudirá o no a la oferta de Reyal. 'Analizaremos la operación', indicó un portavoz del grupo de construcción. Dragados fusionó en los años noventa su división Dragados Inmobiliaria en la estructura de Urbis, obteniendo a cambio el 20% de su capital. ACS asumió ese porcentaje al absorber Dragados en 2003, y ha ido aumentado esa participación hasta el 24,5% actual en los últimos meses, según fuentes del grupo de construcción. Fuentes cercanas a la operación indicaron que esta semana representantes de ACS y de Reyal se reunirán para plantear el posicionamiento del grupo de Florentino Pérez.

Reyal cuenta con una experiencia de más de 35 años en el mercado inmobiliario español y su negocio está basado en la promoción de suelo, patrimonio inmobiliario y gestión hotelera (cadena Rafael Hoteles). La compañía, que ha iniciado su expansión internacional en Portugal y Estados Unidos, facturó el pasado año ¦euro;409 millones y tuvo un beneficio antes de impuestos de ¦euro;174 millones y de 120 millones de resultado neto, con una cartera de 7.159 viviendas entregadas y en ejecución, y más de tres millones de metros cuadrados de edificabilidad en suelo calificado, informó Reyal. La compañía, que realiza en Madrid gran parte de su negocio, aseguró en un comunicado que 'cuenta con la capacidad de gestión y profesionalidad del equipo directivo de Urbis'.

Urbis logró en 2005 un beneficio neto de 172,7 millones de euros y una facturación de 1.047,9 millones. Morgan Stanley ha sido el asesor financiero de Reyal en la operación y Banco Santander, Caja Madrid, Banco Sabadell y Morgan Stanley la financian.

El anuncio del acuerdo de compra entre Banesto y Reyal impulsó el valor en Bolsa de la entidad bancaria y, sobre todo, de Urbis. Las acciones de Banesto se anotaron el viernes una subida del 2,35% mientras que la inmobiliaria registró un alza del 15,94%, cerrando a 25,6 euros por título. ACS subió el viernes un 0,5%. Hace un año el valor en Bolsa de Urbis oscilaba, durante el mes de julio de 2005, entre los 16 y los 17 euros por acción.

Permanencia en Inmocaral

El grupo Reyal ha acudido a la ampliación de capital de Inmocaral, presidida por el empresario sevillano Luis Portillo, tomando un 5% del capital. La ampliación de Inmocaral se ha llevado a cabo para capitalizar la empresa y financiar parte de la oferta de compra sobre Colonial, una opa prácticamente culminada con éxito. De hecho, la operación de compra de Urbis, pactada con Banesto, es similar a la estrategia seguida en la compra de Colonial, pactada a su vez con La Caixa. Un portavoz de Reyal indicó el viernes que no cree que existan 'incompatibilidades' por el hecho de que Reyal tenga presencia en dos inmobiliarias cotizadas. En principio, según han comentado directivos de Inmocaral, los empresarios que han acudido a la ampliación de capital lo hacen con intención de permanencia. No obstante, la operación sobre Urbis dificultará la presencia de consejeros de Reyal en Inmocaral.