Blanqueo de dinero

Los avisos de los notarios por blanqueo de capitales se triplican hasta julio

El Consejo General del Notariado presentó el viernes los primeros resultados del ârgano Centralizado de Blanqueo (OCB), un organismo de nueva creación que empezó a funcionar en diciembre de 2005.

En los siete primeros meses del año, los 3.000 notarios del Consejo realizaron 1.750 comunicaciones al OCB sobre posibles operaciones en las que detectaron algún riesgo de blanqueo de dinero. De esta cifra, el OCB transmitió un total de 70 operaciones al Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac), adscrito al Banco de España. Por meses, las comunicaciones pasaron de 96 en enero a 315 en julio, lo que significa que el número se triplicó en los siete primeros meses del año.

La mayoría de las operaciones analizadas se encuadran en el ámbito del derecho mercantil, en particular las relacionadas con operaciones societarias, aunque José Marqueño, presidente del Colegio General del Notariado, no quiso precisar ni el sector ni la comunidad dónde se produjeron.

En los siete primeros meses, el OCP también atendió 226 requerimientos de información de los cuerpos y fuerzas de seguridad, Audiencia Nacional, fiscalías y del propio Sepblac sobre personas físicas y jurídicas.

El trabajo del OCP surge como una de las respuestas a las peticiones del Grupo de Acción Financiera (GAFI), representado por 33 países. En un reciente informe que este organismo elaboró sobre España se exigía un mayor control sobre los movimientos de capitales y sobre sujetos no financieros, como notarios o inmobiliarias.

Siete millones

Los notarios realizan 7 millones de operaciones al año, de las que sólo se han denunciado al Sepblac 70. Marqueño está satisfecho por esta baja proporción pese a que, en algunos casos como la Operación Malaya en Marbella, la corrupción es generalizada.