Secretos de despacho

Ambiente amable en SonoSite

Antonio Martín-Calderín exige a su lado sentido del humor y cordialidad

Es un hombre expansivo, alegre, de los que rápidamente conecta con la gente. Se nota a primera vista que Antonio Martín-Calderín, director general de SonoSite España, es un gran conversador. Madrileño, de 45 años, abandonó hace tres años Philips Ibérica, donde pasó 14 años de su carrera profesional, para incorporarse a la multinacional estadounidense de tecnología de sistemas de ecografía portátil. El reto era importante porque tenía por delante mejorar los resultados de la compañía, cuya previsión de facturación para este año es de cinco millones de euros. En este sentido, añade que los ingresos durante el pasado ejercicio se incrementaron un 55% con respecto a 2004. 'Para conseguir cumplir los objetivos hay que mantener la regularidad en los trimestres, de manera que cuando finaliza cada uno de estos periodos acabas extenuado; pero si de algo presumo es de ser organizado', afirma Martín-Calderín.

Este ejecutivo trabaja en un espacio amplio y funcional dentro de un polígono empresarial ubicado en la zona norte de Madrid. Y allí, a pie de mesa, tiene un aparato portátil para hacer ecografías, que no duda en probar con todo aquel que lo desee. 'Pero no nos dedicamos sólo a vender máquinas, no queremos aplicar, sino darle soluciones al cliente'. Y añade que precisamente en algunos de sus clientes ha encontrado a grandes amigos. 'En la vida no todo es hacer negocio, y creo que te puedes divertir y trabajar a la vez'. Habla con tanto entusiasmo y seguridad de todo lo que hace la compañía que dirige, que acaba convenciendo realmente de que 'SonoSite es la mejor empresa que existe y con mayor potencial de crecimiento'.

Antonio Martín-Calderín procura darle un toque de humor a todo. 'Si no, la vida es muy aburrida. Si por algo destaco es por tener buen carácter, y además llevo a gala que en la empresa tengo amigos'. Cuenta que muchos fines de semana prepara barbacoas en su casa para los empleados, algunos de los cuales le han seguido desde Philips. 'Creo que tengo capacidad de arrastre porque soy extrovertido y tengo buen humor; pero además, si llegas a ejecutivo, es porque tienes algo. Tienes que demostrar constantemente que tienes una gran seguridad en lo que haces y estar dispuesto a afrontar el gran reto de estar siempre en el punto de mira'.

Y señala que la figura del directivo está siempre bajo escrutinio. 'Te juzgan todos, los empleados, tus superiores, los clientes. Tienes que estar demostrando constantemente que eres el mejor', afirma Martín-Calderín. Advierte que todos los trabajos están expuestos a un gran nivel de estrés. Sin embargo, señala que, además de los resultados de la compañía, su mayor responsabilidad la tiene con las familias de los empleados, 'con toda la gente que me está acompañando en esta aventura'. Es por ellos por lo que también defiende a muerte todo aquello en lo que cree. 'A veces puedo ser demasiado visceral, pero conmigo no hay dobleces. Se me ve venir. Y tengo que agradecer que en esta compañía me dejan ser así, aunque en las multinacionales se tiende a ser demasiado políticamente correcto'. Y agrega que está al frente de una compañía de servicio, 'no de servilismo'.

Martín-Calderín quería estudiar Medicina, por aquello de seguir la tradición familiar, pero no pudo, así que comenzó la carrera de Biológicas; después se enredó en algunos negocios y dejó los estudios. Hasta que Philips Ibérica se fijó en él, y allí desempeñó distintos cargos de responsabilidad. Ahora que trabaja en una nueva empresa aconseja a todo profesional que pruebe a cambiar de trabajo.

El rincón de los recuerdos

Sobre un pequeño aparador del despacho guarda recuerdos de su trayectoria profesional: premios que le dieron cuando trabajaba en Philips y los cosechados ahora en SonoSite. También tiene una fotografía que le hicieron con el tenista Rafa Nadal durante el último Masters Series de Madrid, en el que el mallorquín jugó con una lesión en la rodilla.

Muy cerca, en la pista, tenía un aparato para hacer ecografías portátil de SonoSite, con el que le controlaban en cada instante el estado de la rodilla. 'Le tengo cariño a esta foto porque Nadal se sometió a todo tipo de pruebas y en ningún momento perdió la sonrisa'.

SonoSite también colabora, por ejemplo, con varias ONG, enviando ecógrafos a Mauritania o Pakistán, países donde los índices de natalidad son muy altos y el riesgo de sufrir complicaciones durante los embarazos también es muy elevado.

Antonio Martín-Calderín también tiene reservado un espacio dentro de su lugar de trabajo a su familia: entre sus trofeos tiene la fotografía de su esposa y sus tres hijos. Y un sacapuntas que parece antiguo que le regaló su madre, y una maqueta de los coches del Samur, provistos también con aparatos de SonoSite.

Y coronando el aparador tiene una fotografía de la ciudad de Seattle (Estados Unidos), donde se encuentra la sede central de la compañía, que ha de visitar con frecuencia.