Salida a Bolsa

Yukos trata de paralizar la OPV de la petrolera rusa Rosneft

La petrolera rusa Rosneft, de mayoritaria participación estatal, espera recaudar en torno a 10.400 millones de dólares con la próxima Oferta Pública de Venta de acciones (OPV) en las Bolsas de Londres y Moscú.

En un comunicado, la petrolera señaló que sus títulos saldrán a la venta el miércoles a un precio de 7,55 dólares cada uno, lo que supone una valoración de la compañía de 79.800 millones de dólares. La salida a Bolsa de la compañía petrolera está prevista para el miércoles, en los mercados rusos y en la Bolsa de Londres.

Sin embargo, la cotización en Londres podría retrasarse después de que la rival Yukos emprendiera acciones legales para detener la oferta pública, al considerar que la unidad principal de petróleo de Rosneft, Yuganskneftegaz, fue adquirida ilegalmente de Yukos.

Rosneft se convirtió en una de las tres primeras petroleras de Rusia al adquirir partes de la malograda Yukos en una subasta estatal. La empresa ha asegurado que la adquisición de Yuganskneftegaz se explicará en detalle a los inversores en el folleto de la OPV. Cuatro inversores, entre ellos compañías de gas y petróleo, han comprado cerca de la mitad de las acciones en venta, dijo Rosneft en un comunicado. BP, la mayor petrolera europea, adquirió acciones por 1.000 millones de dólares.

Rosneft, tercera productora rusa de gas y petróleo, está integrada por un total de 11 empresas extractoras de hidrocarburos en yacimientos del extremo oriente y el noroeste de Rusia, Siberia y los mares Negro y Caspio. Sergei Bogdanchikov, un partidario de Putin, fue nombrado responsable ejecutivo de la empresa en 1998. Igor Sechin, jefe segundo de personal de la administración de Putin, es el presidente de Rosneft.

En el año 2005, esas compañías extrajeron 74,6 millones de toneladas de crudo y de condensado de gas, así como 13.100 millones de metros cúbicos de gas.

Expectación en Europa

La prevista salida a Bolsa de Rosneft, con sede en Moscú, el próximo miércoles, será una de las mayores que se han producido en Europa . Según cálculos de Bloomberg, si los bancos consiguen vender todas las acciones, se convertiría en la quinta OPV del mundo.