Revista de prensa

El nuevo rey del acero

Tras cinco meses de tenaz resistencia, la dirección de Arcelor, el mayor fabricante europeo de acero, aceptó la fusión con Mittal Steel. Si el acuerdo sigue adelante -los accionistas aún deben decidir- creará la mayor empresa mundial de acero. Igual de importante, el acuerdo podría significar un cambio en la forma de pensar en los despachos europeos sobre los derechos de los accionistas. Y, quizá lo más significativo, el acuerdo es un signo de la nueva realidad de los negocios: espérese a más absorciones de empresas establecidas por upstarts en la nueva economía global.

Mittal Steel anunció en enero que estaba preparada para absorber Arcelor con una oferta de 22.700 millones de dólares (...). Cuando la empresa subió su oferta un 34%, Arcelor se volvió hacia un caballero blanco, la rusa Severstal (...). A los accionistas les enfadó especialmente el modo en el que el acuerdo con Severstal se estaba llevando a cabo (...). Empezó una revuelta, y se habló de cambiar la dirección de Arcelor (...).

El respeto descubierto por Arcelor hacia sus accionistas es un desarrollo prometedor: las juntas europeas han ignorado a menudo sus preocupaciones, prefiriendo centrarse en intereses nacionales como parte de un mercantilismo anticuado que no corresponde a las realidades de la economía global del siglo XXI (...).