Pesca

Los países de la UE llegan a un acuerdo sobre el fondo europeo para Pesca 2007-2013

Los países de la Unión Europea han conseguido finalmente, tras dos años de negociación, llegar a un acuerdo sobre el fondo europeo de la pesca (FEP), que financiará los apoyos al sector entre 2007-2013. El FEP tendrá una dotación total de 3.800 millones de euros, de los cuales un total de 1.013 serán para el presupuesto destinado a España, según han informado hoy fuentes comunitarias.

El Comité de Representantes Permanentes (Coreper), formado por embajadores de los Veinticinco, ha consensuado, "por mayoría", una propuesta para regular las ayudas que podrá costear el FEP. El acuerdo será aprobado definitivamente el próximo lunes en Luxemburgo por los ministros de Pesca de la UE, tras más de dos años de negociaciones.

La propuesta acordada hoy contó con un apoyo mayoritario de los países de la UE, excepto de Bélgica y Polonia, que el próximo lunes se abstendrán en el voto final sobre el FEP, según las fuentes, que añadieron que Portugal no ha definido aún su posición.

Entre las medidas pactadas por los Veinticinco se encuentran las mejoras que la Comisión ya ofreció en los proyectos discutidos en el Consejo de mayo y que no salieron adelante por el bloqueo de varios países (Alemania, Reino Unido, Bélgica y la abstención de Polonia). El Fondo costeará medidas que podrán ser cofinanciadas con dinero de los países comunitarios o efectuadas con capital público y privado, además de financiar ayudas a los barcos para el cambio de motor, si esto no supone incrementar la capacidad de la flota: en el caso de los barcos de hasta 12 metros de eslora, el nuevo motor deberá ser igual o menos potente que el anterior.

Ayudas a los pescadores jóvenes

Además, el Fondo dará ayuda a los pescadores de menos de 40 años por la compra de su primera embarcación, si prueban que han trabajado cinco años en el sector, el barco tiene menos de 24 metros y entre cinco y 30 años de edad. La prima a los pescadores jóvenes no superará el 15% el coste de la compra ni un importe de 50.000 euros. La UE apoyó también la posibilidad de dar ayudas a armadores y pescadores por el cese de actividades, durante un período de 6 meses, en el caso de desastres naturales, cierres de pesquerías por motivos sanitarios u otras circunstancias excepcionales.

La propuesta incluye también mejoras en el régimen de entrada-salida, es decir barcos que se desguazan cada vez que se incorpora un buque nuevo. Esa mejora consiste en permitir desde enero de 2007 que puedan reintroducirse en la flota el 4% de las toneladas que hayan correspondido al desguace anualmente, durante un período de referencia comprendido entre enero de 2003 y finales de 2006. Por otro lado, se prorroga un año, hasta el 31 de diciembre de 2006, la posibilidad de dar ayudas a la renovación de barcos en Canarias (en principio terminaba en 2005).

La Comisión Europea presentó en julio de 2004 su propuesta sobre el fondo, basada en el principio de que no haya ayudas a la modernización de la flota, ni a la construcción de nuevos barcos, tal y como se acordó en la reforma pesquera de 2002. Sin embargo, en las últimas propuestas de compromiso ha habido concesiones para las cuales se han tenido en cuenta factores como el problema del alza de los carburantes.