Mercados

NYSE acelera el proceso de concentración de las Bolsas

El acuerdo de fusión con Euronext abre la veda a más operaciones

La transformación del mapa bursátil mundial se acelera a pasos agigantados. La irrupción de NYSE en el mercado europeo abre la veda a las grandes fusiones transfronterizas y plantea numerosos interrogantes sobre el rumbo que tomará el proceso de integración que viven los mercados.

El acuerdo de fusión alcanzado la semana pasada entre NYSE y Euronext, pendiente de la aprobación de los accionistas y reguladores, supone un foco de presión para sus rivales al obligarles a acelerar la búsqueda de aliados. La Bolsa de Milán no tardó en reaccionar y el mismo viernes anunció su interés de unirse al proyecto.

En el mercado existe el convencimiento de que NYSE ha ganado la partida a Deutsche Börse, la otra pretendiente de Euronext, pese a la insistencia de la alemana en 'continuar trabajando para la combinación de ambas compañías'.

Los accionistas de Euronext, mercado que agrupa las Bolsas de París, Ámsterdam, Bruselas y Lisboa, han mostrado su preferencia a una unión con NYSE, pese a la menor oferta de la estadounidense -ofreció 8.000 millones frente a los 8.620 de la alemana-, y pocos prevén que Deutsche Börse tenga la capacidad financiera para aumentarla lo suficiente como para garantizarse el éxito sin eliminar las sinergias que generaría la operación.

'Euronext ha aceptado una fusión con NYSE porque considera que así su autonomía será mayor', comenta Konrad Becker, de Merck Fink. 'Deutsche Börse sólo tiene una esperanza. En caso de que la fusión de Euronext y NYSE salga mal, otros mercados que busquen alianzas podrían decantarse por la alemana', añade.

En los últimos años la revolución tecnológica y el paso a la negociación electrónica han dado un giro al negocio de las Bolsas, transformando los mercados en empresas cotizadas, lo que ha supuesto un primer paso hacia la concentración.

En EE UU, NYSE, la última en mover ficha, se apuntó a la carrera de las fusiones a comienzos de este año tras la integración con la plataforma electrónica Archipelago y su posterior debut en Bolsa.

Una estrategia similar a la de Nasdaq, que en su día adquirió a su rival electrónico Instinet. El mercado tecnológico estadounidense también ha intentado extender sus tentáculos en Europa y en marzo lanzó una opa sobre la Bolsa de Londres, rechazada posteriormente.

Nasdaq, sin embargo, no se rinde y tras retirar su oferta ante el rechazo que generó entre el accionariado londinense ha optado por otra vía para hacerse fuerte en Europa. A través de sucesivas compras ha acumulado una participación del 25,1% en la Bolsa de Londres, un factor que hace que todas las quinielas de los expertos apuesten por una fusión entre ambos una vez se superen los escollos legales que rigen en el parqué británico e impiden a Nasdaq lanzar una opa hasta dentro de seis meses.

Deutsche Börse, por tanto, se perfila como la gran perdedora de un juego que aún está por concretarse. En los últimos años los intentos de integración a nivel europeo han resultado infructuosos. Y aún está por ver si la alemana buscará otras opciones después de su fracaso por hacerse primero con Londres y después con Euronext. æpermil;sta, le ha dejado la puerta abierta a sumarse a su proyecto, pero siempre que se adopte a su modelo federal.

¿Qué opciones le quedan a Deutsche Börse? 'Eurex es la división más rentable de Deutsche Börse. Una combinación de Chicago Mercantile Exchange con el negocio de derivados de Eurex sería en nuestra opinión una oportunidad ideal para crear un mercado de derivados global', comenta Heiko Frantzen, de Sal Oppenheim. 'La rentabilidad se mejoraría de forma inmediata', añade.

Otros, sin embargo, consideran esta opción como algo demasiado teórico. 'Una unión con CME o CBOT devaluaría a Deutsche Börse. Creo que hay una gran posibilidad de que se mantenga independiente y trate de crecer y buscar oportunidades', comenta Becker.

El modelo de negocio de Deutsche Börse, basado en la integración vertical de los sistemas de compensación y liquidación, le hace más afín a mercados como el suizo o el español, lo que en opinión de algunos expertos podría fomentar la búsqueda de alianzas con estas Bolsas. Queda esperar.

BME aprueba hoy su salida a Bolsa

Jornada decisiva para Bolsas y Mercados Españoles. BME celebra hoy junta general extraordinaria en la que previsiblemente aprobará la salida a Bolsa. La semana pasada la compañía celebró el consejo de administración en el que se discutieron los cambios en el consejo, otra cuestión que deberán aprobar los accionistas. En el orden del día también figura la distribución de un dividendo.

A partir de entonces se despejará el camino para la salida a Bolsa. El proceso de concentración que viven las Bolsas a nivel mundial ha llevado al Gobierno a mover ficha antes de la colocación. Así, en abril reforzó los mecanismos de control sobre el accionariado de las Bolsas, lo que dificultará ofertas extranjeras por el mercado español. En una modificación de la Ley del Mercado de Valores se ha rebajado del 5% al 1% el límite a partir del cual la CNMV puede oponerse a la toma de participación, directa o indirecta, en una sociedad que gestione la Bolsa.

La salida a Bolsa, con todo, es un primer paso hacia la búsqueda de aliados. 'Nosotros siempre hemos mostrado más afinidad por los alemanes', comentaba el viernes un operador del mercado. El modelo de negocio de la alemana se señala como un elemento a favor, además del interés que mostró España por el fracasado proyecto de fusión entre Fráncfort y Londres en 2000, bautizado iX.