Internet

Ebay moviliza a un millón de clientes para frenar una internet con 'peajes'

Meg Whitman, la presidenta ejecutiva de Ebay, la mayor tienda en internet, ha pedido a un millón de usuarios de su portal que envíen correos electrónicos al Congreso de EE UU pidiendo a los políticos que mantengan la neutralidad de la red y frenen la intención de las operadoras de telecomunicaciones de instaurar una internet de pago.

Las telefónicas y las compañías de cable están intentando utilizar su enorme músculo político para cambiar drásticamente internet', ha escrito Meg Whitman a un millón de clientes de Ebay a los que quiere involucrar en el duro debate actual en EE UU sobre si debe existir un sistema de pago que de preferencia a ciertos servicios y contenidos por la red frente a los que no paguen peaje. 'Envía un mensaje a tus representantes en el Congreso antes de que sea demasiado tarde', solicitaba con urgencia la presidenta de la gran casa de subastas online.

Esta es la primera vez que Ebay ha utilizado el e-mail para urgir a sus usuarios de que presionen para que se cree una ley nacional que proteja la neutralidad de la red, y también es la primera vez que Whitman lo envía bajo su propio nombre, según ha explicado la propia empresa y recoge News.com.

La compañía de subastas ve peligrar, al igual que Google, Yahoo, Amazon, Skype y Apple, entre otras, el concepto de neutralidad que hasta ahora ha regido en internet y que supone que todos los sitios reciben el mismo trato por parte de los operadores de telecomunicaciones que gestionan las redes. Es decir, un e-mail es tratado con la misma prioridad que una videoconferencia o la descarga de una canción.

Las telefónicas quieren establecer otro mecanismo que les ayude a soportar las fuertes inversiones que tienen que hacer para crear y mantener las infraestructuras de banda ancha que soporten servicios online cada vez más sofisticados. Su propuesta pasa porque sean los proveedores de contenidos quienes paguen un peaje por asegurarse que su servicio tenga la velocidad y la calidad adecuada, al darle prioridad en la red frente a otros contenidos.

Ebay, junto con el resto de empresas que se oponen a la iniciativa, quieren crear una corriente de opinión adversa, después de que el pasado 25 de mayo obtuvieran el apoyo de un comité de la Cámara de Representantes de EE UU, que se negaron a acabar con la neutralidad de la red con 20 votos a favor y 13 en contra. Esta decisión ha dado una vuelta de tuerca más a este debate, pues hace un mes otro comité de la misma cámara se inclinaba por aprobar la propuesta de las telefónicas y las operadoras de cable, como AT&T y Verizon, que se han aliado ahora con fabricantes importantes de hardware.

Las operadoras sostienen que su intención no es bloquear ni degradar los servicios online actuales y reivindican que tienen derecho a gestionar sus redes como mejor les parezca, que en este caso es cobrando la tarifa a proveedores de contenidos que más ancho de banda consuman.

Los opositores a este peaje creen que es una medida discriminatoria que impedirá competir a todas las empresas en igualdad de condiciones y que acabará con el espíritu emprendedor que ha caracterizado a internet. Y es que si un Google o un Amazon pagaran por priorizar sus servicios se lo pondrían muy difícil a una nueva puntocom por innovadora que fuese, pues la calidad de su servicio sería inferior.

También los consumidores han dado la voz de alarma. Temen que, si finalmente sale adelante la propuesta de los operadores, serán ellos quienes asuman el coste del peaje, ya que los proveedores de contenidos repercutirán el gasto en sus tarifas.