CincoSentidos

Destino completa 'La novela de Genji'

Cinco siglos antes de que Shakespeare y Cervantes indagaran en el alma humana, la japonesa Murasaki Shikibu dejó un relato de éxitos y fracasos, amores y desamores, de risas y llanos, de intrigas cortesanas y sutil erotismo. La novela de Genji ha sido considerada una obra a la altura del Quijote, de Guerra y paz o En busca del tiempo perdido. Siete meses después de que Destino reuniera 33 de los 54 libros de la novela en un primer volumen titulado Esplendor, del que ya se han lanzado seis ediciones, la editorial pone en el mercado otro tomo con los 21 capítulos restantes.

La traducción corre a cargo de Xavier Roca-Ferrer, premio Joseph Pla 1993, quien ha utilizado la versión clásica del sinólogo británico Arthur Waley, primer traductor a una lengua occidental de La novela de Genji, y, además, la ha cotejado con otras cuatro traducciones posteriores: la alemana de Oscar Benl, las también en inglés de Edgard G. Seidensticker y Helen Craig McCullough y la francesa de Sieffert. La obra está escrita en el siglo XI, pero para Roca-Ferrer, que ha traducido el clásico de la literatura japonesa 'por placer', es 'más moderna que muchas novelas del siglo XIX'.

La autora Murasaki Shikibu fue una dama refinada que vivió a caballo de los siglos X y XI en el Japón del periodo Heian, que arranca con la fundación de la capital Heian-Kyo (Kioto).

Catástrofe es la culminación de la primera parte, un relato de afirmación y triunfo del príncipe Genji, hijo segundón de emperador a quien han alejado injustamente del poder desde su infancia y que pugna por recuperar sus derechos. El segundo volumen, también dividido en tres partes, trata la muerte de Genji y se centra en su progenie.