_
_
_
_
_
Industria pesada

Goldman aglutina el descontento por la fusión Arcelor-Severstal

La pugna entre Arcelor y Mittal Steel no ofrece ni un día de respiro. Si el pasado viernes, día 26, Arcelor anunciaba su fusión con la rusa Severstal, lo que en la práctica hace casi imposible que la opa hostil de Mittal sobre la luxemburguesa pueda salir adelante, ayer se comprobó que el grupo anglo-indio está dispuesto a movilizar todos los recursos posibles para que su oferta prospere.

El último movimiento de esta batalla lo ha protagonizado Goldman Sachs, banco de negocios estadounidense que actúa como asesor de Mittal y que está tratando de aglutinar el descontento de los grupos de accionistas minoritarios de Arcelor que no ven con buenos ojos la fusión con Severstal.

En concreto, Goldman ha promovido una carta, a la que tuvo acceso Cinco Días, en la que insta al presidente de Arcelor, Joseph Kinsch, a convocar una junta extraordinaria para que apruebe la operación de absorción de la acerera rusa, lo que exigiría una mayoría de dos tercios. Para que la iniciativa salga adelante, la misiva tiene que contar con el respaldo de accionistas que sumen el 20% del capital social de Arcelor.

El escrito aclara que la intención de los firmantes no es la de actuar de forma concertada contra la fusión, sino la de defender su derecho a opinar sobre la operación. En este sentido, critican el sistema elegido por la dirección de Arcelor, que a su juicio no está línea con las prácticas de buen gobierno corporativo ni con los procedimientos que habitualmente se siguen en Europa.

El consejo de administración de Arcelor ha decidido someter la operación a votación en una junta ordinaria, que en principio se celebrará el próximo 28 de junio. La fusión no saldrá adelante si encuentra el rechazo del 50% del capital social. En la carta coordinada por Goldman Sachs se recuerda que, en este tipo de convocatorias ordinarias, el capital de Arcelor representado nunca ha superado el 35% del total.

El viernes, el consejero delegado de Arcelor, Guy Dollé, insistió en que la dirección de la compañía no tiene ninguna obligación de someter la fusión a la aprobación de sus accionistas.

Desde Mittal Steel calificaron como 'lógica' la iniciativa de los minoritarios, que en muchos casos 'tienen sus reservas' sobre el valor que puede aportar una fusión con Severstal y quieren contar con 'un foro adecuado' para opinar sobre la operación y poder valorar tanto la absorción como la oferta de compra del grupo anglo-indio que ya está en marcha.

La cotización de Arcelor se recuperó del descenso experimentado al cierre de la semana pasada, tras el anuncio de su fusión con la empresa que preside Alexey Mordashov. Ayer, los títulos de Arcelor subieron un 3,90% en París, hasta los 32,80 euros, superando en un punto porcentual el bajón del viernes. Las acciones de Mittal Steel se dispararon un 5% en Amsterdam, hasta los 26,25 euros.

Por otra parte, Arcelor informó ayer del nombramiento de Jacques Chabanier como nuevo presidente ejecutivo de su filial canadiense Dofasco.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_