5d. Valores

Recompensa en Telefónica

Los analistas creen que la operadora va a ratificar o mejorar su política de dividendos en la reunión que mantendrá esta semana en Valencia con entidades financieras

Inversores y analistas están expectantes ante la reunión que los directivos de Telefónica mantendrán con bancos de negocio y agencias de Bolsa los próximos 25 y 26 de mayo en Valencia. La idea más extendida es que el presidente de la compañía, César Alierta, y su equipo anunciarán una mejora de la remuneración a los accionistas, ya sea vía aumento del dividendo o por el mantenimiento de la política de recompra de acciones. O por ambos lados.

'La rentabilidad por dividendo es alta, pero no la más elevada del sector, puesto que ocupa Telecom Italia. Ese es el tema que más importa al mercado, aunque también está interesado en la recompra de títulos', señala Luis Padrón, analista de Fortis Bank.

También Felipe Mesía, de Self Trade, considera que la operadora anunciará en Valencia que al menos mantendrá intacta la política de remuneración a sus accionistas y que los costes de las adquisiciones realizadas no se trasladará a ellos. Pero apunta, además, que en la reunión se hablará de estrategia. 'El mercado está pendiente de sus objetivos de crecimiento, de cómo le van a afectar las sinergias por las adquisiciones ya realizadas y por la línea que va a seguir a partir de ahora: si continuará el modelo expansivo o si va centrarse más en la consolidación de las empresas adquiridas', destaca.

TELEFÓNICA 3,91 -2,88%

Política de compras

Desde Caja Madrid, aunque se da importancia a los anuncios que se realicen sobre dividendos y otros sistemas de retribución, se puntualiza que será relevante lo que se diga sobre adquisiciones 'y sobre cómo se van a integrar los negocios de móviles y telefonía fija'.

En general, los analistas mantienen una visión positiva sobre una compañía que todavía no arranca en Bolsa. Así, Exane BNP Paribas ha subido su recomendación a neutral y el precio objetivo desde 14,1 euros por acción a 14,8 euros. 'Después de los fuertes incrementos en los resultados del primer trimestre de este año, esperamos más noticias positivas de Telefónica', se señala en su último informe sobre la operadora. Aunque se matiza que no aumentan su recomendación a sobreponderar por los riesgos derivados de su fuerte crecimiento. 'La compañía ha sido un agresivo comprador en los dos últimos años y podrían tener lugar más acuerdos en los doce próximos meses', se añade. Telefónica cerró el viernes a 12,12 euros.

Desde Morgan Stanley sí dan a las acciones de la empresa que preside César Alierta la recomendación de 'sobreponderar', con un precio objetivo de 15,5 euros. Sin embargo, estiman que su actividad compradora está actuando como un lastre para el atractivo de las acciones en Bolsa, aunque también ven las oportunidades que esa vía proporciona.

Para el banco de negocios estadounidense, 'éste va a ser un ejercicio de integración, después de que Telefónica llevará a cabo el pasado año adquisiciones por valor de 30.000 millones de euros, lo que precisó un gran esfuerzo de gestión', subrayan. Creen que la parte negativa por el riesgo que la compañía asume puede ser paliado con buenos dividendos. 'Vemos al valor cotizando pronto en los 14,5 euros, pero en un escenario ideal de remuneración a los accionistas. En él, Telefónica repartiría dividendos de 1,2 euros en 2007, de 80 céntimos en 2008 y de un euro en 2009', añaden.

Mensajes claros

Para Luis Padrón, de Fortis, Telefónica debería disipar las dudas que existen sobre si van a asumir más riesgos o no en esta próxima reunión de Valencia, aunque manifiesta que por los precedentes de otros eventos similares anteriores no hay demasiado espacio para la esperanza. 'Deberían dar mensajes que se puedan creer. En otras ocasiones han dicho que su política no iba encaminada a aumentar la exposición y luego no ha sido así', destaca. Afirma que se trata de un valor relativamente barato y que por su cotización es más interesante que otras compañías del sector. Fortis tiene una recomendación de mantener las acciones.

El experto de Self Trade afirma que la operadora por el ratio entre deuda y Ebitda (resultado bruto de explotación) está 'en una zona comprometida'. Felipe Mesía cree que debe aprovechar la cita para detallar lo que están aportando sus filiales, como la británica O2, o su estrategia en telefonía móvil. 'Mientras el mercado bursátil esté como ahora, con incertidumbres que tiran a la baja, es difícil que Telefónica se recupere. Pero después la operadora puede subir, aunque sólo sea porqué en Bolsa no se encuentren opciones más baratas y atractivas', agrega.

Los analistas de Caja Madrid señalan que, a corto plazo, la esperada recuperación en Bolsa es difícil 'porque el mercado está preocupado por la subida de los tipos de interés'. Al igual que otros expertos manifiestan que las acciones están penalizadas porque 'se espera una estrategia más clara en la política de compras'.

No obstante, Caja Madrid recomiendan tomar posiciones y añaden que 'la operadora crece mucho más que sus rivales, y que cotiza a un PER (número de veces que el beneficio por acción está contenido en la cotización) de 12 veces. Asimismo esta entidad opina que la compra de O2, criticada por otros expertos por el elevado precio pagado, mantiene una aportación positiva al grupo.

Merrill Lynch recomienda comprar y sus analistas señalan que con la compra de las participaciones de los minoritarios su filial Telefónica Móviles, el grupo ha ganado credibilidad. Su precio objetivo es de 14,25 euros por título.

Riesgo asumible en América Latina

Las posiciones en América Latina no añaden incertidumbres elevadas a la operadora en la actualidad. Esa es la opinión más compartida por los expertos, que la argumentan en que Telefónica está básicamente en México y Brasil, los países mejor valorados por los analistas financieros internacionales. 'En la actualidad consideramos la posición que tiene allí de forma positiva, porque en esas dos naciones vemos estabilidad', señalan desde Caja Madrid.

Por su parte, Felipe Mesía alerta sobre la tendencia de ese área geográfica a contagiarse de las crisis. 'Podría producirse un aumento de la prima de riesgo en esa zona', añade.

Bernstein Market Perform señala que parte de la fuerza de la operadora española respecto a otras europeas de su sector radica en su posición más diversificada en Europa y América Latina.

Los expertos de UBS creen que la actividad de móviles en España se mantendrá de forma sostenida y que en América Latina seguirá fuerte. Con estos parámetros, la citada entidad financiera suiza ha realizado una revisión al alza de los ingresos, lo que 'es una excepción en el sector'. Su precio objetivo es de 14,3 euros.

En una línea semejante, Citigroup, que adjudica a la compañía de telecomunicaciones un precio objetivo de 15 euros, señala que sus ingresos tienen una elevada capacidad de resistencia y adaptabilidad. 'Está menos expuesta a las presiones del sector que cualquiera de sus competidores', agrega. Para Citigroup, el riesgo de Telefónica es medio.